Grasso anunciando las canchas el 5 de octubre

Grasso junto al Secretario Daniel Álvarez en octubre, Barrio 499. Ambos candidatos

A un mes de dejar el cargo y en un trámite que duró solo siete días, el intendente Pablo Grasso, concursó, adjudicó y pagó total o parcialmente, obras por más de $12 millones a 3 empresas : RT Construcciones; Permaco SRL, y Strella Construcciones.

Vicios administrativos, tiempos récord para realizar los pagos y sospechas de corrupción surgieron a poco que se pusiera en marcha la comisión fiscalizadora conformada por el municipio para revisar a fondo las obras recibidas de la anterior gestión.

Las obras promovidas por Grasso en su último mes de gestión estaban orientadas a la “puesta en valor” -según la denominación del decreto municipal- de diez playones deportivos a los que se les colocaría césped sintético y arcos de fútbol con sus correspondientes redes, a un costo de $959.355,54 cada uno.

Además del césped, en por lo menos dos de los diez playones el municipio también contrató la construcción de cercos por $715.423. Los diez playones se localizan en: uno en el Barrio Evita, dos en la Costanera, uno en el barrio Natividad, uno en el Belgrano, uno en el 499, uno en el Barrio Fátima, uno en el Gaucho Rivero, uno en el San Benito, y uno en el 240.

Según la documentación a la que accedió Winfo Santa Cruz el proceso administrativo se inició el 10 de noviembre y culminó el 17 de noviembre con el pago en cheques de los anticipos por $191.871,97, por cada obra. El financiamiento de las mismas se hizo con el Fondo Federal Solidario, Soja, que la Nación distribuye a los municipios.

La situación de cada playón varía: en algunos casos la carpeta de césped sintético fue montada sobre una platea de hormigón existente, tal es el caso de las dos canchas de la costanera y la del Barrio Belgrano.

«Los términos legales con los cuales se llamó a concurso no le cierran a nadie«, reveló a Winfo Santa Cruz una fuente municipal con acceso al expediente y detalla: «el mismo día se hace la pre adjudicación, adjudicación, contrato de obra, decreto y se designa a un inspector. Jamás vimos un trámite tan rápido”.

Según se pudo constatar con autoridades municipales, hasta el momento, por la construcción de los playones en total se pagaron $8.607.627,77. Este monto no incluye los cercos. Del monto total sólo resta completar el pago de las obras en tres de los diez playones que ya cobraron el adelanto del 20 por ciento «para la compra de materiales de obra», como reza en el instrumento legal.

Los hallazgos sobre la licitación no sorprenden en la Dirección de Obras Públicas, donde los empleados del área no han trabajado en ninguna compulsa de precios, ya en 2012, durante la intendencia de Raúl Cantin habían denunciado que los apartaban de los procesos licitatorios.

Trámite express

IMG-20160122-WA0000 El contrato de obra se firmó el 10 de noviembre entre el secretario de Obras Publicas, arquitecto Javier Gastón Forneris y el representante de la firma Permaco SRL, Eduardo Esteban Mamani, y  fué ratificado el 11 de noviembre a través del decreto municipal 2824 que firman Grasso y el secretario de Hacienda, Ariel Ivovich.

El mismo 10 de noviembre se firma el acta de inicio de obra y entrega del terreno, entre el MMO, Marcos Alejandro Toledo, como personal municipal, y Hugo Alejandro Reynarez en representación de Permaco SRL.

Al día siguiente, el mismo Toledo es designado Inspector de la obra Puesta en Valor Playón Deportivo con Césped Sintético del Barrio Fátima.

Reynarez, el mismo

Por su parte el arquitecto Hugo Sebastián Reynarez, representante técnico de Permaco SRL, tiene antecedentes de los dos lados del mostrador, y hasta tres también.

Fue gerente de la construcora Rodalsa S.A. hasta que el entonces Intendente Raúl Cantín en 2012 lo designó Director de Obras Públicas. «Pero en los llamados de licitaciones las cosas se van a hacer como corresponde, con sobre abierto y con el conocimiento de toda la comunidad”, tuvo que reconocer Cantín públicamente cuando salió a la luz el nombre del funcionario.

Permaco S.A. fue denunciada recientemente por el Municipio por fallas en la confección de las obras en los Barrios Gaucho Rivero, y Fátima.

Un incidente que pudo ser grave

«Las obras están enmarcadas un plan de construcción de diez mini canchas de césped sintético en distintos puntos de la ciudad, construidas con fondos soja», anunciaba Pablo Grasso el 05 de octubre durante un encuentro con vecinos del Barrio 499, en plena campaña electoral a la intendencia.

Durante las colonias de vacaciones de verano que organiza el Municipio en los playones deportivos, se cayeron los arcos mientras los chicos jugaban en el lugar. Uno de los episodios ocurrió en el playón lindante con el Gimnasio Benjamín Verón, y el otros en el playón localizado en 1ro De Mayo y Jofré de Loayza.

Afortunadamente no se produjeron lesiones en ningún niño pero el municipio inició un relevamiento de obras que derivó en las deficiencias halladas en los playones de los Barrios Fátima, y Gaucho Rivero.

Las inspecciones continuarán en cada uno de los predios donde funcionan juegos para niños y donde se enclavaron las canchas con césped sintético que gestionó el ex Intendente Pablo Grasso, hoy Presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda, IDUV.-

IMG-20160122-WA0010

Las grampas que sujetan los arcos en los playones del Fátima construidos por Permaco SRL

IMG-20160122-WA0013

La Municipalidad radicó la denuncia en la Comisaría 5 ta