P1030517EL CALAFATE.- Ubicada a la vera del Cañadón, justo donde pasa incipiente, el arroyo Calafate, la chacra está situada sobre una profunda hondonada que oculta su imponente estructura edilicia.

El color amarillo chillón   del edificio lo destaca en la palidez de la meseta patagónica  que incluye una vivienda principal de dos plantas con amplios balcones, y en el piso inferior, un quincho con parrilla, unido por una escalera de pórfido patagónico. La chacra tiene una amplia explanada asfaltada,una cancha multipropósito para la práctica de deportes; y una paralización abundante y cuidada, todo  rodeado  por grandes cortinas de álamos y pinos.

Hay dos elementos arquitectónicos que se repiten a lo largo de todas las propiedades de Baez: el perímetro enrejado de dos metros de altura color negro y una casilla de seguridad en el ingreso, con personal que vigila y determina quien entra y quien no.

Cerca de las tres de la tarde,  el fiscal Guillermo Marijuán encabezó junto a personal de la Aduana, Afip, y Prefectura el operativo mas extenso del día. En el lugar se requisaron distintos puntos en busca de dinero, documentación, y pruebas que puedan aporar información a la causa por lavado que sigue el juez federal , Sebastián Casanello. Marijuán se retiró sin hacer declaraciones.

La chacra esta construida sobre la fracción LXXXII-a de acuerdo a la denominación catastral, que fue adquirida por 30 mil pesos por Lazaro Baez y su mujer Norma Calismonte. Y tiene una extensión de 7.529 metros cuadrados. En 2009, el predio se transformó en un condominio, entre los Baez y Carlos Franchi, su apoderado local.

También se allanaron predios a nombre de Badial, que fue la primera constructora de Baéz, con fecha de contrato social de 1995, se inscribió en la AFIP tres años después y declaró como objeto social la construcción y reforma de edificios, pero en el año 2000 con Báez en la presidencia del directorio ampliaría el rubro diversas actividades: inmobiliaria, exportación e importación, turística, agropecuaria, gastronomía, operaciones financieras, energía, estaciones de servicio y compra y venta de maquinarias viales. Desde entonces no paró de crecer. Según informó el diario La Nación, con esa empresa adquirió mas de 80 propiedades, la mayoría de ellas en El Calafate.