DCIM100GOPROGOPR4527.

RIO GALLEGOS.-  El juez federal de Río Gallegos, Aldo Suárez, viajó ayer a Río Turbio, en
el marco de la denuncia penal por investigación de delito que inició la intervención de la empresa Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT), ante la toma del yacimiento que lleva adelante el gremio ATE hace trece días.
El juez de la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia que subroga en Río Gallegos, mantuvo
 reuniones con integrantes de la intervención de YCRT y recorrió la mina desde el cerro adonde salen los túneles de ventilación y la galería principal, informaron a Télam fuentes de la empresa.
La jefatura y gerentes de los distintos sectores de la empresa prestaron declaración indagatoria la semana anteriory ayer se presentaron ante el juez Suárez seis dirigentes de ATE, que se negaron a declarar por desconocer los términos de la denuncia de YCRT por la toma y la ampliación de denuncia el viernes, por desprendimientos en las estructuras.
Miguel Páez, secretario general de ATE Río Turbio, aseguró a Télam que «YCRT pudo seguir trabajando con el personal que no se adhería a la medida, pero como vieron que era alto el acatamiento decidieron mandarlos a su casa hasta que levantemos la medida».
La mina de carbón en Río Turbio se compone de 68 kilómetros de galerías subterráneas, con dos túneles de ventilación con salida al cerro, uno de las cuales tenía una obturación de 200 metros producto de un derrumbe, por lo que no están dadas las condiciones para extraer el carbón que, según está previsto en un futuro, abastezca a la central térmica en construcción.
YCRT trabaja en la recuperación de la operatividad de la mina y ATE fundamenta la medida ante inminentes despidos, la denuncia de los convenios colectivos de trabajo por parte de la empresa y desinversión.

Fuente: Télam