Foto: Belén Ortega

Foto: Belén Ortega

RÍO GALLEGOS.- Acá venimos las mujeres, venimos juntas, venimos enteras, venimos dignas. Venimos así porque ya tenemos suficiente con tener que defender nuestro cuerpo del sistema y de los cobardes que avanzan sobre nuestra integridad, como para sumarle además el golpe tras golpe que este gobierno violento viene dando sobre nuestras familias.

Somos una inmensa pasión encerrada capaz de todo por los nuestros, una pasión desatada cuando debemos salir a contener, sostener y acompañar al que la pasa mal, y hoy venimos a decir que seremos una pasión furiosa e imparable si siguen manteniendo este estado de agonía y desamparo.

Muchas de nosotras tenemos una lucha diaria en nuestra mesa porque no tenemos trabajo, otras porque nos pagan poco y no alcanza, o nos alcanza pero no nos pagan.

Tenemos en nuestros hogares una lucha diaria porque no tenemos acceso a la salud, no hay turnos o no hay profesionales o no hay obra social o no hay tiempo para llegar porque vivimos donde el colectivo no pasa, la ambulancia no entra y el barro nos tapa.

A algunas nos faltan cloacas y a otras nos rebalsa la mierda, algunas no tenemos luz y muchas otras después de años y obras robadas no tenemos agua.

Pedimos y el Estado no escucha, denunciamos y el Estado nos ignora, exigimos y el Estado nos castiga, por eso entendemos que dentro de esa diversidad de lugares y necesidades, en que vivimos y trabajamos, debemos organizarnos.

Por ello la Mesa de mujeres propone a esta marcha concurrir el próximo 6 de octubre a una gran convocatoria abierta de mujeres, para debatir, proponer y avanzar.

Sin educación y sin justicia, no hay futuro. El Estado es responsable!

 

Mesa de Mujeres