LA NACIÓN/Mariela Arias.-

RÍO GALLEGOS.- El kirchnerismo se enfrenta al desafío de cumplir 30 años en el poder ante un escenario complejo: la justicia electoral decidió que la boleta de Cristina Kirchner no podrá ir pegada a la de su cuñada Alicia Kirchner en tanto que la paridad de las encuestas anuncian un final cerrado entre el oficialista Frente de Todos y el frente opositor Nueva Santa Cruz para el 11 de agosto, cuando los electores además de votar en las PASO, elijan al futuro gobernador.

Una modificación en las leyes habilitó sobre la hora el adelantamiento de las elecciones provinciales para hacerlas coincidir en las PASO apelando al fuerte voto positivo que conserva la figura de la ex presidenta, sin embargo un fallo de la Cámara Nacional Electoral impide que vayan juntas las boletas de las PASO con las provinciales por tratarse de dos elecciones diferentes. El gobierno provincial y el Frente de Todos apelaron la medida de la Cámara Nacional Electoral y ayer el fiscal Federico Delgado rechazó el recurso.

Mientras aún la provincia podría ir en queja ante la Corte Suprema, los 242.428 electores habilitados para votar intentan descifrar a cual de los más de 770 candidatos, distribuidos en 219 sublemas votarán en 15 días. La vigencia de la ley de lemas permite que haya un candidato cada 326 santacruceños habilitados para votar, y eso considerando que las elecciones municipales quedaron postergadas para octubre.

Para la gobernación se presentan 13 fórmulas distribuidas en cinco frentes electorales. En el oficialismo provincial enrolado en el Frente de Todos, la nota la da el intendente de El Calafate, Javier Belloni, quien se erige como una competencia interna fuerte al kirchnerismo. Alejado de Alicia se ilusiona con llegar a la gobernación: ¿su tarjeta de presentación? la administración de la intendencia favorita de Cristina Kirchner, ciudad que vive más atada a la lógica del turismo que a la economía de enclave de la provincia.

Mientras Belloni promueve llevar el modelo de su intendencia de El Calafate a la provincia bajo el lema de un estado eficiente, Alicia Kirchner protagoniza una nutrida agenda de inauguraciones, entrega de terrenos y títulos de propiedad al tiempo que este año dio el mayor aumento de sueldo de su gestión a los estatales que alcanzó el 31%. Alicia Kirchner y Javier Belloni, no se quieren, pero se necesitan.

A ellos se suma, Claudio Vidal, el secretario general del sindicato Petrolero, que con el aparato del sindicato compró un polideportivo, una escuela privada y recorre la provincia como líder sindicalista instalando en poco tiempo una campaña que intenta captar el voto peronista. Sin embargo a este escenario, en apariencia resuelto para el kirchnerismo, se le presenta una fuga: la pata peronista.

Es que a diferencia del 2015, el ex gobernador durante dos períodos, el peronista ortodoxo, Daniel Peralta, irá por fuera del FPV, con su propio partido “Santa Cruz Somos Todos”. Los 7,8% de votos que recolectó en 2017, preocupan al frente oficialista, y temen que el descontento con la gobernadora corra hacia ese lado. Sin posibilidades reales de llegar a la gobernación, Peralta, puede no ganar, pero sí debilitar al kirchnerismo.

La oposición confluyó en un amplio frente inclusivo de partidos denominado Nueva Santa Cruz donde el actual senador Eduardo Costa, intentará llegar a la gobernación. En 2015, fue el candidato más votado en forma individual, pero Alicia Kirchner le ganó por la sumatoria de lemas. La diferencia entre los dos frentes electorales fue menor a 5 puntos. Ser el principal referente de Cambiemos en la cuna del kirchnerismo, tuvo su costo para el candidato, que intentará por cuarta vez la candidatura que le es esquiva y cortar la racha de candidatos radicales que no llegan a la gobernación de 1983.

El frente Nueva Santa Cruz llevará siete candidatos a la gobernación, a Costa le sumarán tres candidatos radicales, de los cuales dos son intendentes en sus localidades, Omar Fernandez en Pico Truncado y Jose María Carambia de Las Heras. En tanto que el partido provincial Encuentro Ciudadano, postura a la diputada Gabriela Mestelán, a su par José Blassioto por Alternativa Federal y Antonio TOmasso por el PRO, el actual intendente de Puerto San Julián.