RÍO GALLEGOS.-  Trabajadores de un conocido restaurante reclaman por el pago de salarios fuera de término, incluido el aguinaldo, y un bono de 2018. Según el gremio la empresa también debe aportes al sistema de seguridad social.

«El reclamo lo comenzamos el lunes, y hasta esta hora aún no tenemos ninguna respuesta», manifestó a Winfo Santa Cruz, el secretario general del gremio UTHGRA, Augusto Báez.

En el marco del reclamo por el incumplimiento del pago de salarios  fuera de término, incluido aguinaldo, un bono del año pasado y  trabajadores de un conocido restaurante realizaron una ruidosa protesta frente al local ubicado en calle Sarmiento de esta ciudad.

«Es la costumbre de los dueños, de pagar los sueldos entre el 18 y el 20 de cada mes, y con suerte, lo pagan completo», aclaró Báez. Denunció que la empresa «a veces paga los sueldos en cuotas, y nosotros le decimos que los trabajadores no trabajan en cuotas, que ellos cumplen sus 8 o 9 horas durante todo el día», explicó.

El reclamo lo encabezó el gremio Uthgra que nuclea a los empleados del sector grastronomía. «Acompañamos a los compañeros de restaurante Bartolo. Nos manifestamos por despido sin pago; bono; sueldos atrasados y retención de aportes de empleados», detallaron desde el sindicato. Reclaman un bono salarial que fue establecido por decreto 1040/2018, y que los dueños dicen «que no corresponde» abonar, dijo Báez.

Según el gremialista, hace dos meses despidieron a una empleada y aún no le pagan la indemnización, «ni siquiera el 50 por ciento», afirmó.

«Desde el Ministerio de Trabajo no dan ninguna respuesta, y tampoco la dueña del restaurante nos ha comunicado nada», señaló. Adelantó que el plazo que le dieron a la empresa vence hoy, y que «si no cumplen, mañana vamos a reiterar el reclamo, desde la mañana».

El dirigente también aseguró que la empresa «no paga aportes jubilatorios, ni a la obra social, a pesar que a los trabajadores se les descuenta todos los meses», aseguró.

A pesar del reclamo, el restaurante no cerró sus puertas, y continúa funcionando con los empleados cumpliendo sus funciones.

«Basta de maltratos», «nosotros cumplimos, usted también cumpla», «queremos trabajar dignamente», son entre otras leyendas las que ilustraban los carteles que portaban los empleados frente al local.