RIO GALLEGOS.- No es un pedido del gremio, ni de los padres, ni de los alumnos , ahora es el juez federal electoral, Javier Leal de Ibarra el que solicita al Consejo Provincial de Educación que arregle las escuelas para el acto eleccionario del 27 de octubre. Asegura que la mayoría de las escuelas presentan deficiencias. Las tareas de mantenimiento están a cargo del IDUV.

A través de una nota dirigida a la presidenta del Consejo de Educación, Cecilia Velázquez, el Juez Federal Javier Leal de Ibarra pidió que arreglen los edificios escolares donde se vota, ya que presentaban «serias falencias» tanto edilicia como en los servicios.

El juez federal con competencia electoral hace un detalle pormenorizado del estado de las escuelas que deberán utilizarse para las elecciones, desde vidrios rotos hasta la falta de luz e incluso cuenta como las autoridades de mesa debían iluminarse con sus teléfonos celulares para poder leer los padrones.

«En su gran mayoría los establecimientos no contaban con iluminación en los pasillos o era muy escasa -debiendo las autoridades de mesa utilizar la linterna de sus teléfonos celulares para corroborar el empadronamiento de los votantes», detalla el juez federal en el escrito presentado el 3 de octubre pasado, es decir 24 días antes de las elecciones.

En abril de 2018 la presidenta del CPE precisó que «No les digo que estamos satisfechos porque no lo estamos, queremos intensificar la tarea pero hoy veía fotos de las escuelas de Santa Cruz y son escuelas de lujo», aseguró.

Uno de los datos llamativos es el pedido de iluminación del cuarto oscuro, así llamada el aula donde se colocan los votos a la que ingresan los ciudadanos para votar. Y mas allá de su nombre, debe contar con correcta iluminación: «la iluminación deficiente o inexistente en algunos cuartos oscuros», puntualiza el juez federal.

Entre los otros inconvenientes que el juez enumeró en las escuelas se encuentra: falta de picaportes en las puertas de acceso a las aulas (lo que impedía el cierre del cuarto oscuro) ventanas exteriores que no contaban vidrios, los baños habilitados resultaron en muchos casos insuficientes y se encontraban en malas condiciones de funcionamiento e higiene.

El manteniento de los edificios escolares está a cargo del IDUV por un convenio suscripto entre la presidenta del CPE, Cecilia Velázquez, y el presidente del organismo de vivienda, Pablo Grasso.