Por María José Leno *

No es interpretable. Es una realidad que puede encontrarse a diario: las mujeres siempre son de antemano «culpables». Por eso a Marcela Chocobar, Belén Amarilla, Liseth Barrera, Zulma Malvar, Pamela Ramirez y tantas otras se las menciona como «suicidas» o como «aparecidas muertas» incluso antes de cualquier proceso de investigación posible.

Maldito machismo judicial y policial construido sobre lo que Iris Marion Young (una filósofa politicóloga y feminista) ya en 1983 en su libro «Injusticia estructural y política de diferencia» definió como «la cultura del ideal de la virilidad y del dominio» que se sostienen sobre un sistema de opresión legitimando en costumbres que «cosifican estructuralmente la otredad»-en este caso de las mujeres- y las consideran «inferiores» o «culpables»de antemano.

Por eso nunca se le ocurre a la Justicia y a los auxiliares de la Justicia -es decir a la Policía- abrir una investigación centrada en la perspectiva de género y descartar primero un femicidio para luego avanzar en otras líneas posibles.

Por eso nunca toman en cuenta el contexto de violencia a la que eran sometidas en general por gente de su intimidad o cercana a su vida cotidiana y lo toman como un agravante del desencadenante mortuorio.

Por eso jamás piensan a estas mujeres como llenas de vida, con hijos/as a quienes cuidar porque los/as amaban, con proyectos activos en su diaria, con metas profesionales fuertes, con seres cercanos a quienes querían…, y en cambio las ven como personas que de pronto nadie sabe por qué aparecen con una cuerda en el cuello o con una bala en su cabeza o estranguladas o descuartizadas.

Por eso se pierden elementos centrales en los primeros momentos de las investigaciones que luego solo terminan beneficiando a quienes matan, estrangulan, descuartizan o queman….

Ahora eso sí: las locas y exageradas somos las mujeres que decidimos que ya no cuentan más con nuestros silencios porque entendimos claramente que estas estructuras machistas se van a quebrar y romper solo cuando dejemos de sostenerlas.

*Referente de Género-UNPA

Foto de Portada: WilliamCho de Pixabay