RÍO GALLEGOS.- Con el fin de dar celeridad a los procesos administrativas que tramitan sanciones y sumarios a los trabajadores de la Administración Pública, el Tribunal de Disciplina autorizó a un empleado que atraviesa un proceso sumarial, a presentarse ante el organismo con su asesor letrado para ejercer su derecho a defensa.

Por primera vez, el Tribunal de Disciplina hizo lugar a la solicitud de un agente que está involucrado en un trámite sancionatorio, para que él mismo ejerza su defensa ante el Tribunal, acompañado de su abogado.

Según informó el organismo es «con el objeto de que ningún agente de la Administración Pública pueda ser cesanteado o exonerado».

La decisión del Tribunal se basa en el Artículo 18 de la Constitución Nacional,  y en cumplimiento del Artículo 124 de la Constitución Provincial, el cual expresa que: “Ningún empleado de la Administración Pública Provincial será declarado cesante ni exonerado sino por Resolución de este Tribunal”.

De esta manera el gobierno provincial busca dar celeridad a los trámites disciplinarios para no dilatar una resolución del expediente.

La medida adoptada por el Tribunal de Disciplina sale a la luz cuando en el ámbito de la educación, el gremio ADOSAC denunció que en el caso de lo docentes, los sumarios se extienenden en los plazos durante varios meses sin resolución.

Y en la mayoría de los casos los maestros son apartados del cargo por lo cual se genera una situación de incertidumbre que torna arbitraria la medida que pretende juzgar situaciones irregulares.