BUENOS AIRES.- El ex intendente de Río Turbio Atanacio Pérez Osuna, se convirtió ayer en el cuarto dirigente kirchnerista liberado desde que el presidente, Alberto Fernandez, asumió en la Casa Rosada. Se suma así al exministro Julio De Vido y su mano derecha, Roberto Baratta,y al sindicalista Omar «El Caballo» Suárez. Pérez Osuna fue liberado porque la sentencia que lo condenó aún no estaba firme. Usará tobillera electrónica.

El exintendente  de Río Turbio, fue sentenciado en octubre pasado a cuatro años de prisión por peculado, por el desvío de 50 millones de pesos destinados a construir una avenida que nunca se hizo. Se trata de la Avenida YCF, por la cual se se le pagaron 50 millones de pesos a la firma Fainser SA, de Juan Carlos Lascurain.

El pago fue efectuado con fondos del Ministerio de Planificación Federal, cuyo titular era Julio De Vido, y se efectivizó en tres tramos, dos de ellos el 30 de noviembre de 2015, y el último cheque se pagó el 09 de diciembre, horas antes de que la entonces presidenta Cristina Fernández dejara el cargo. 

Si bien la sentencia es del pasado 18 de octubre las condenas todavía no fueron confirmadas por Casación, es decir, todavía no se encuentran firmes. Su excarcelación fue dispuesta por el Tribunal Oral Federal (TOF) N°7, que utilizó los mismos argumentos dispuestos por la Cámara de Casación para la excarcelación de Julio De Vido y Omar «El Caballo» Suárez, entre otros.

publicado el 18.10.19

El fallo del tribunal llegó después de que los jueces Alejandro Slokar y Angela Ledesma ordenaran que se volvieran a analizar los riesgos procesales en base a los nuevos criterios que fijó el Congreso hace un mes para evaluar las prisiones preventivas, porque los argumentos expuestos hasta el momento -aseguraron los camaristas- no resultaban suficientes para asegurar que la libertad de Pérez Osuna significaba un riesgo para la investigación.

Su excarcelación fue dispuesta por el Tribunal Oral Federal (TOF) N°7, que utilizó los mismos argumentos dispuestos por la Cámara de Casación para la excarcelación de Julio De Vido y Omar «El Caballo» Suárez, entre otros.

El fallo del tribunal llegó después de que los jueces Alejandro Slokar y Angela Ledesma ordenaran que se volvieran a analizar los riesgos procesales en base a los nuevos criterios que fijó el Congreso hace un mes para evaluar las prisiones preventivas, porque los argumentos expuestos hasta el momento -aseguraron los camaristas- no resultaban suficientes para asegurar que la libertad de Pérez Osuna significaba un riesgo para la investigación.

De esta manera, el TOF N°7 se dispuso a liberar a Pérez Osuna, aunque le impuso distintas obligaciones:

la colocación de una tobillera electrónica, la obligación de presentarse cada dos meses ante el tribunal, la prohibición para salir del país y la entrega de su pasaporte a las autoridades.