RÍO GALLEGOS.- Es maestro y viaja por el continente llevando una propuesta de «Escuela Ideal» basada en sus propias investigaciones de los sistemas educativos de Latinoamérica. Cuando hacía una escala en Río Gallegos de paso hacia Ushuaia, la Kombi con la que ya recorrió miles de kilómetros se incendió, y por la magnitud de los daños y las dificultades para conseguir repuestos apela a la colaboración de la comunidad.

Bruno Iriarte nació en Salta hace 35 años, es licenciado en Relaciones Internacionales, aunque él se define como «un entusiasta de la educación», vocación que lo llevó a trabajar, primero Buenos Aires, y luego en México donde se desempeñó como supervisor de docentes.

Desde allí inició hace tres años y medio un viaje hacia el sur del continente con el objetivo de investigar los sistemas educativos en los distintos países y regiones «y promover «La Escuela Ideal».

Bruno realiza un mapa de las falencias de la educación en cada lugar para luego proponer «generar espacios que trasciendan el modelo educativo actual».  Sus experiencias hasta el momento le indican que en la región «la situación de la educación es más o menos la misma» respecto de sus déficit, y las plasmó en un primer libro, «En busca de la Escuela Ideal».

El lunes llegó a Río Gallegos donde pensaba hacer una escala técnica para visitar a una amiga de su madre y luego continuar viaje hacia Ushuaia, pero un incendio aparentemente por un corto circuito en el tablero del vehículo, lo dejó varado en la capital provincial.

«Es la situación más difícil y angustiante que me pasó desde que inicié el viaje hace 3 años y medio», comentó Bruno a Winfo, y su sensación tiene que ver con que la «Kombi cholulteca» (por el estado de Cholula, México , donde la compró), «es indivisible a mi proyecto de investigación sobre educación. Es mi casa, y mi oficina», explica.

Ahora poder comprar los repuestos para su móvil,   «no es sencillo no solo por el costo de los mismos sino porque por la marca y modelo del vehículo, se dificulta obtenerlos rápidamente», cuenta.

«Al parecer un corto circuito hizo que el tablero quedará reducido a cenizas, el parabrisas estallara, se afectaran gravemente infinidad de accesorios, se dañara gran parte de mi ropa, perdiera todos mis alimentos y peor aún estropeara mis sueños a bordo de Las Andanzas de la Kombi Cholulteca».

«El fuego quemó parte de mis esperanzas», escribió Bruno en el perfil de facebook «la kombi cholulteca», donde detalló cada uno de los elementos siniestrados y en particular, «Ana, la bailarina», que lucía chamuscada en el centro del tablero del vehículo.

Por eso, pide la colaboración de la gente «para poder volver a los caminos y recobrar la esperanza que hoy se quemó con parte de la Kombi. Quienes estén interesados, contáctenme».

Cómo contactar a Bruno: https://www.facebook.com/lakombicholulteca/