Por: Agustina Vivar *

La verdad, me asombra tanta mentira, tanta contradicción. El Presidente solicita a las Empresas no más despidos, dicta una norma legal para ello y los retrotrae al 28 de febrero. Y tilda de «miserables» a los empresarios que despiden empleados.

Mientras sus patoteros en YCRT manejan a su antojo, sin respetar ningún tipo de parámetro, ni sanitario, ni social ni humanitario, ni siquiera el valor de la solidaridad tan urgente por estas horas, y despiden a 417 trabajadores dela  planta permanente de la YCRT

El interventor, Aníbal Fernández, no mostró ningún rasgo de humanidad a la hora de ejecutar los despidos ilegales de trabajadores,  dejando sin sustento a cientos de familias en medio de la peor crisis económica que vive el pais producto de una pandemia que ya está haciendo estragos en los sectores más vulnerables.

Sin embargo Fernández parece no solo, no comprender lo que está ocurriendo en el mundo y alrededor suyo. No escuchó a los trabajadores,  no analizó fehacientemente qué tareas desempeñaban, ni consideró qué compromisos tenían con su empleadora. Solamente los expulsó para ajustar una plantilla que le permita ajustar la estructura empresarial para «cerrar los números», y sin la gente adentro.

Los despidos comenzaron el 28 de febrero de este año, aunque los telegramas de despido aún siguen llegando y las contestaciones de los trabajadores continúan sin repuesta aún. Estos trabajadores cobraban un mes atrasado o sea que al día de hoy solo cobraron enero.

Durante febrero trabajaron el mes completo y hasta el 7 de marzo siguieron firmando planillas, hasta que ese día el interventor mandó a retirar de forma intempestiva las tarjetas de asistencia. De esta forma se manejan estos seres insensibles, obviamente designados para realizar esa tarea sucia.

Hoy los trabajadores reclaman su reincorporación, y con más urgencia el pago del haber de febrero.  Son cabezas de familia, entre ellos más de 100 mujeres, ¿donde están los que pregonan con tanto fervor la igualdad de género, y los derechos constitucionales a la salud, la educación y el trabajo?

Y el más importante de todos la Dignidad. ¿Qué espera Alberto Fernández y la Justicia Federal, para retrotraer todos los despidos efectuados por el Estado?.

No es un dato menor,  que días antes de que se produzcan los despidos en YCRT prohibieron mediante decreto la doble indemnización.

No nos dejemos engañar estaba todo planeado para que los trabajadores del Estado se vayan con migajas.

Vemos hoy en Río Turbio y en Río Gallegos, 417 familias pasando enormes necesidades. Tenemos que mirar a esas familias y pensar que cuando hay una injusticia,  todos somos víctimas.

Por eso hoy más que nunca, tenemos que ser solidarios, y estar todos juntos para frenar este atropello.

No dividirnos, porque como dice el Martín Fierro, si nos peleamos entre nosotros, «nos devoran los de afuera».

Y parece que así será. No lo olviden, son trabajadores como ustedes, solo que hoy están sin su fuente laboral.

Sí a las reincorporaciones, basta de despidos y por más fuentes de trabajo genuino para todos.

Bendiciones.

La autora es abogada de trabajadores despedidos de YCRT