SANTA CRUZ.- Luego que el Consejo de Educación resolviera dar por aprobado el año 2019 a todos los alumnos secundarios, ahora la Supervisión Pedagógica instruyó a los equipos de conducción para que comuniquen a los padres la medida dispuesta por Resolución 612/2020. A través de una nota múltiple, la supervisora de la Dirección Provincial de Educación Secundario, instruyó a los equipos de conducción para que procedan a «notificar formalmente a los padres de los estudiantes comprendidos en el Art.6° de la Resolucion N» 612-CPE-20, que los mismos fueron promovidos al curso inmediato superior», aclarando que los alumnos tendrán «el compromiso y la obligación de continuar trabajando y participando de los Dispositivos de Apoyo Pedagógicos que se implementan en Ia institución». Con este fin la orden de la Supervisión Pedagógica solicita a los directivos que «el dia lunes 4 de mayo del corriente año deberá remitir a esta supervisión planilla actualización de datos (en formato Excel), solicitada por la Dirección de Nivel, en Ia que se detalla el listado de alumnos por curso de todo el colegio y se aclara qué estudiantes promocionaron por ResoluciOn N° 612-CPE-20, asi como los espacios curriculares que tienen pendiente de acreditación a la fecha», detalla la nota 20/2020. Dice que se deberá aclarar también «las diferencias que existen entre el proceso de promoción y transición ya que en este caso se habilita el tránsito del estudiante al año inmediato superior pero la acreditación de los espacios está pendiente». Sugiere realizar actas de la situación y «remitirlas de manera virtual a los padres, en caso de tener que realizar comunicaciones por vía telefónica se deberá dejar registro escrito de Ia fecha en que fueron notificados los padres y el medio de notificación». Los Auxiliares docentes deberán acompañar el proceso de inclusión de los estudiantes en los nuevos cursos a los que se los integra. Pide asimismo que «para esta nueva etapa se sugiere realizar un diagnóstico de la situación desde el Equipo de Conducción, identificando la cantidad de estudiantes que deberán incluirse en trayectorias particulares y sobre todo organizar los contenidos a desarrollar con estos alumnos por complejidad de saberes y capacidades, en función de las situaciones particulares que presenta cada caso». El 27 de abril el Consejo de Educación dio a conocer la Resolución 612/2020 disponiendo que los alumnos de Nivel Secundario que no habían aprobado el año en 2109, promocionaran al curso siguiente superior.
Educación ordenó que se garantice la promoción de los alumnos de nivel secundario que adeuden materias

El instrumento legal firmado por la presidenta del CPE, Cecilia Velázeuez, en el artículo 4° indica: «Autorizar de manera excepcional a estudiantes que aún no hayan acreditado cuatro (4) o más espacios curriculares de un curso determinado, incluyendo espacios curriculares previos, a que acrediten, en proceso de trabajo contenidos/objetivos de esos espacios curriculares hasta lograr las condiciones establecidas en las resoluciones Nro 0322/2020 para promoción de un curso inmediato superior.

El artículo 6to deja la puerta abierta para que todos los alumnos con materias pendientes de aprobación promocionen el año: «Autorizar de manera excepcional, que a aquellos estudiantes que en el proceso de acompañamiento y acreditación de espacios curriculares/módulos descriptos en los articulados precedentes de esta Resolución, no alcanzaran las expectativas academicas, se generarán mecanismos para garantizar la promoción sin perjuicio de la continuidad del trayecto formativo de los mismos».
https://winfo.com.ar/2020/04/educacion-ordeno-que-se-garantice-la-promocion-de-los-alumnos-de-nivel-secundario-que-adeuden-materias/
Si bien la medida se funda «en el marco excepcional de la pandemia», y en el entendimiento que «la educación es un bien público y un derecho personal», la Resolución atiende a cuestiones vinculada con el contexto social y personal de los estudiantes. Apunta a atender «la necesidad de valoración de la autoestima en el desarrollo humanitario y trabajando para mejorar los niveles de entendimiento autoperceptivos del «fracaso», que pueda ocasionar el desenvolvimiento escolar distinto al institucionalizado».