RIO GALLEGOS.- La Asociación de Abogados de Río Gallegos solicitó al Tribunal Superior de Justicia que se suspenda la feria judicial de invierno prevista para el mes de julio y garantizar así el servicio de justicia que hoy se presta de forma parcial por lo que reiteran el pedido de restablecimiento urgente y prioritario del servicio de justicia de forma plena.

La petición se hace fundada en la situación de excepcionalidad que provoca la pandemia provocada por el Covid-19, y que ha implicado que en Santa Cruz el TSJ haya dispuesto de una feria judicial extraordinaria desde el 20/03/20 hasta el 18/05/2, y otras medidas extraordinarias adoptadas y que han afectado seriamente el servicio de justicia.

«Entendemos que en el contexto en que nos encontramos – en donde aún se sigue brindando el servicio de justicia en forma parcial, con suspensión de
términos y con un sinnúmero de limitaciones para acceder a los expedientes y que avancen los procesos -, mantener la feria judicial de invierno implicaría un agravamiento irrazonable e injustificado de la situación de los justiciables, quienes ya se encuentran con sus derechos de acceso a la justicia y de tutela judicial efectiva gravemente vulnerados y padecer una nueva paralización de los procesos se torna francamente insostenible», sostiene la nota elevada hoy por la Asociación de Abogados de Río Gallegos al Tribunal Superior de Justicia y que lleva la firma de la presidenta de la institución la dra. Diana Huerga Cuervo.

Por su parte La Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) ha solicitado en fecha 16/06/20 a la CSJN que suspenda la feria judicial de invierno, como asimismo ha sido la postura asumida por la gran mayoría de los Colegios y Asociaciones de Abogados de nuestro país, destacando
asimismo que la suspensión de la feria ya se ha comenzado a disponer en distintas jurisdicciones del país como en La Pampa y Córdoba.


En la misma nota elevada a la presidenta del cuerpo máximo de jueces, dra Paula Ludueña, piden el «restablecimiento urgente y prioritario del servicio de justicia de forma plena». Por ello apelan a la situación epidemiológica provincial y a los decretos provinciales que establecieron la apertura de actividad comercial y el paso del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio a la etapa de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DiSPO).

«Entendemos que debe reanudarse en forma plena el servicio de justicia, con las adecuaciones respectivas, resaltando que luego de transcurridos casi de 100 días de la suspensión de la actividad judicial se ha contado con
tiempo suficiente para adoptar las medidas tecnológicas, sanitarias y edilicias que fueran necesarias para posibilitar el adecuado funcionamiento del poder judicial y garantizar la tutela judicial efectiva y el acceso a la jurisdicción de los justiciables en forma plena y efectiva», explican en la nota elevada hoy.

En la misma nota afirman que el sistema de atención por turnos que se
ha implementado por parte del TSJ a raíz de las medidas adoptadas ante el Covid-19 es incompatible con el levantamiento de la suspensión de plazos procesales, «pues no puede aceptarse la reanudación de los términos procesales cuando los letrados no tenemos garantizado el acceso a los expedientes de forma amplia, plena y segura, existiendo riesgo cierto de pérdida de derechos de nuestros representados»