RIO GALLEGOS.- El padre de una de las nenas que acusó al ahora exconcejal Emilio Maldonado, de haber abusado de ella, contó que demoraron dos años en dar a conocer la denuncia porque temían que nadie les creyera y tratasen a su hija de mentirosa. Pidió que se haga justicia y que el acusado vaya preso. Los padres y familiares de las dos nenas hoy estuvieron presentes en la sesión que trató las denuncias, y aceptó la renuncia presentada por Maldonado.

«Nosotros lo mantuvimos dos años, fue un dolor muy grande para toda la familia. Y el caso es que el loco estaba metido en política, quien iba a creer en nosotros, yo soy del barrio Evita, como él. El era mi amigo de años, y nos hizo esto. fue muy doloroso», detalló el padre de una de las nenas que según la denuncia realizada en la comisaría sexta, fue abusada por el hasta hoy concejal Emilio Maldonado, en abril de 2018.

Se trata del segundo caso conocido luego de que el jueves pasado la madre de otra nena difundiera por las redes sociales una denuncia similar contra el exconcejal Maldonado, también por abuso sexual.

El padre que habló hoy con la prensa dijo que dio a conocer el caso y la denuncia recién el sábado, «porque nadie nos iba a creer, ya que él estaba en política», señaló.

Dijo que lo mas feo es que él se metió en la Cooperadora de la escuela y yo me tuve que meter para sacarlo. Y no salió. Fue ella (por la madre de su hija) a hablar con la directora y tampoco la directora tomó acciones. Es la sociedad que tenemos, tenemos que ir al Facebook para que haya justicia«, afirmó.

Agregó que si ellos hubiesen hecho la denuncia hace dos años a su hija «la iban a tratar de mentirosa y a mi me hubieran despachado y a ella también. Cuando me enteré por Facebook, enseguida fui a la comisaría», contó.

El hombre remarcó que el exconcejal, «No puede estar libre. Tienen que hacer todo lo necesario para que el vaya preso. Fue muy duro para mi verlo y pasar y dar vueltas. Nosotros tomamos esa postura si lo hacíamos hace dos años, mucha gente lo iba a apoyar a él, no por la razón, sino por la política. Queremos que se haga justicia y que vaya preso», reiteró.

El otro padre denunciante afirmó ante los concejales: «Quiero que una vez por todas se haga justicia, quiero que se termine esta pesadilla que estamos viviendo. Yo pienso que cada uno de ustedes son padres», dijo en el recinto ante la mirada atenta de los concejales.

Luego comentó que él trabajaba y vivía en Chile, y que desde allí le enviaba dinero a su hija, y que «desde hace más de dos años mi hija venía mal, no quería estar conmigo, la notaba lejana» y agregó: «quiero que esta persona vaya presa, que se exija justicia, y que la saquen del cargo» y pidió también que se haga la evaluación de Camara Gessel a su hija.

En cuanto a la responsabilidad de los directivos de la Escuela adonde concurría una de las nenas, el concejal Leonardo Roquel consideró que la escuela que estaba al tanto de la situación debería haber actuado: «es muy grave que la escuela no haya seguido los procedimiento. Esto no se nos puede haber pasado. La directora tendría que haber activado los protocolos, si ustedes no se animaban a denunciar ella lo debería haber hecho», y dirigiéndose a los padres expresó: «Fueron muy valientes de hacer la denuncia».