RIO GALLEGOS.- 800 personas reciben viandas de comidas en cuatro parroquias de la ciudad, desde que empezó la pandemia por COVID-19, los comedores se cerraron para evitar la propagación del virus, pero el pedido de ayuda se incrementó de manera exponencial. Hoy, en cuatro parroquias de la ciudad, manos solidarias coordinadas por el Equipo Diocesano de Cáritas, preparan cada día viandas para quienes no llegan a llevar el pan a su hogar y van allí a retirarlas para sus familias.

La situación se multiplica en cada parroquia de la provincia y de Tierra del Fuego donde tiene alcance la Diócesis de Río Gallegos,»desde que empezó la pandemia hemos armado equipos de trabajo donde se puede acompañar a la gente, armando viandas o bien acompañando con bolsones de comida a quienes tiene como prepararlo en sus hogares», detalló a Winfo Santa Cruz, la Hermana Cruz, coordinadora de este ejército solidario de manos invisibles. Desde Caleta Olivia, dos jovencitos dan su testimonio de cómo organizan la ayuda allí

En este video que muestra la primera parte del trabajo pastoral que se realiza desde el Obispado, relatan específicamente como se organiza la ayuda de los comedores, en el mes que se lleva adelante la campaña «Compartir transforma vidas».