Captura de pantalla 2016-06-03 a las 5.18.04 p.m.

FOTO: LOS TERRENOS DE BADIAL ALLANADOS POR MARIJUAN

EL CALAFATE.- Badial SA, la misteriosa constructora de Lázaro Baéz que construyó poco, compró mucho y estuvo sospechada de lavado de dinero, centró sus actividades en esta ciudad, donde compró tierras y construyó un hotel que aunque terminado, nunca se inauguró. Todo fue allanado por el fiscal federal Guillermo Marijuán en el marco de los procedimientos que se realizaron días pasados en esta ciudad en la causa donde se investiga al empresario Lázaro Báez  y a su hijo en la causa por presunto lavado de dinero. Entre los años 2004 y 2010 Badial compró 331.925 metros cuadrados en Santa Cruz, el 91% de ese total los compró en esta ciudad. El porcentaje restante fue en Río Gallegos, un terreno céntrico sobre el cual se erigió la nueva sede del club Boca Río Gallegos. Hasta ahí también llegaron los sabuesos de Marijuán en el último allanamiento.  Badial, fue la primera constructora de Baéz, con fecha de contrato social de 1995, se inscribió en la AFIP tres años después y declaró como objeto social la construcción y reforma de edificios, pero en el año 2000 con Báez en la presidencia del directorio ampliaría el rubro diversas actividades: inmobiliaria, exportación e importación, turística, agropecuaria, gastronomía, operaciones financieras, energía, estaciones de servicio y compra y venta de maquinarias viales.   En El Calafate A nombre de Badial, Báez tiene escriturad0s aquí 324.396 metros cuadrados, el equivalente a 32 manzanas de tierras. Aquí las compras se aceleraron a partir del año 2008, compró desde una hectárea en el Barrio Industrial donde Baéz instaló un obrador de Austral Construcciones hasta varias manzanas en Bahía Soberana. Allí fue el operativo mas extenso de Marijuán. Los lotes de Bahía Soberana son los que acumulaban mas mas ordenes de allanamientos. Allí un lote de 1200 metros hoy se cotiza alrededor de 35 mil dólares. A través de Badial, Báez los compró a un valor promedio de 10 pesos el metro cuadrado, y hoy cotiza de 27 a 30 dólares el metro. Mientras compraba los lotes, Báez  con Austral Construcciones asfaltó la costanera que bordea la Bahía Redonda, la misma ruta que pasa por la puerta de los terrenos con vista privilegiada que Báez adquirió. De las 82 propiedades que Báez compró con Badial, hay una manzana emblemática, la 312. Se trata de un predio de 3.743 metros cuadrados por lo cuales pagó $37.340 y los dejó asentado el 27 de junio de 2006. En ese predio construyó el “Hotel Bahía”, como aquí lo conocen a un enorme edificio que prometió ser un shopping y luego se transformó en un hotel. Sin embargo, el edificio fantasma nunca se inauguró, aún hoy a cinco años de estar terminado, mantiene la luz de obra y una vigilancia permanente, como en todas las propiedades del Grupo Austral. Fue el cuidador del predio, quien el jueves pasado le abrió las puertas del lugar a Marijuan. El edificio color manteca y techos negros de grandes ventanales se encuentra a 100 metros de la Avenida Libertador, que se transforma en la ruta que lleva al glaciar Perito Moreno. Los sabuesos recorrieron también lo que sería una futura pileta de natación, mitad cubierta, mitad al aire libre. Todo adentro lucía terminado y se veía hasta las ranuras para las tarjetas magnéticas en las puertas de las habitaciones, sin uso. En la misma manzana donde esta el edificio vacío, hay una decena de cabañas, que fueron desmanteladas cuando empezó la construcción. A dos de ellas ingresó Marijuán.   Marijuán camioneta papeles