peralta - cfk Tentados El informe que el gobierno nacional dio sobre la herencia recibida tras doce años de gobiernos de los Kirchner, arroja cifras que contrastan con el actual estado de quebranto que declaró el gobierno de Alicia Kirchner. «Un día antes de las elecciones de noviembre de 2015 fue transferido el remanente de Aportes del Tesoro Nacional (99 millones de pesos). Este remanente fue asignado en su totalidad a la provincia de Santa Cruz, lo que generó que no quedaran fondos para asistir a otras provincias en caso de emergencias», detalla el informe de 223 páginas que indaga en las cuentas públicas de todas las áreas de la administración nacional. Intendentes con De vidoEl mismo refleja que la provincia que gobernó el kirchnerismo bajo el eje «Nación, Provincia, Municipio», en la mayoría de los casos administrados por el Frente para la Victoria, fue una de las más beneficiadas por el envío indiscriminado de fondos bajo distintas figuras, ATN, subsidios, asistencias a los municipios para salarios, obras viales, o viviendas. Informa además que en 2015 la Jefatura de Gabinete de Ministros transfirió 2.100 millones de pesos a municipios de todo el país, que alrededor de 1.300 millones de ellos fueron pagados entre octubre y diciembre. «Casi 800 millones de esos pesos se enviaron a municipios de la provincia de Santa Cruz» y «Quilmes, el municipio de origen del entonces jefe de Gabinete, recibió 93,5 millones entre octubre y diciembre» de 2015. Números negros Santa Cruz en 2015 estimó un presupuesto $21.700 millones, el que en octubre amplió a $24.500 millones, con un déficit de $4.200 millones. Para 2016, el presupuesto ascendió a $30.010 millones, con un déficit de $6.790 millones. Estos números indican un incremento del 25% en el cálculo de ingresos y gastos del estado provincial. Es evidente que los números de la economía provincial son insondables e imprevisibles, pero en la medida que van saliendo a la luz no tienen dobles interpretaciones. El gobierno de Alicia Kirchner se lamenta de la caída de los ingresos por regalías, pero no muestra esos números, cuyos valores se vieron incrementados a partir de la devaluación del dólar. Tampoco puede ocultar el Ejecutivo, que con la devolución del dinero del Anses, que el kirchnerismo pactó con Menem en los noventa, y s negó a restituir a la provincia tras 12 años en el gobierno nacional, las arcas provinciales recibirán un proyectado de $450 millones. Más un préstamo de otros $650 millones. Números son números, más allá del color con que se los pinte.