Abbona y El Chino«El marido de Abonna le pegó a un periodista, haga algo», le reclamó una pasajera a Carlos Zannini quien viajaba en la parte delantera del avión, «no los conozco», se justificó el hombre que acompañó a los Kirchner durante sus 28 años de gestión pública, desde la intendencia de Río Gallegos de Néstor en 1987, hasta el fin del mandato presidencial de Cristina, en diciembre de 2015. –

El incidente de referencia lo protagonizó Enrique Mengarelli, esposo de la fiscal de estado de Santa Cruz, Angelina Abbona, aplicándole un cachetazo al periodista Ignacio Otero de Canal 13 cuando intentaba entrevistar a la funcionaria imputada por presunto ocultamiento de pruebas desde su cargo de procuradora del tesoro durante la presidencia de Cristina Fernández, en una causa que investiga transferencias millonarias en dólares hacia bancos de EEUU.

Fenomenal pérdida de memoria la del Chino Zannini quien conoce a Angelina Abbona desde los años de militancia en los setenta en la agrupación Vanguardia Comunista, en la provincia de Córdoba, y a Eduardo Enrique Mengarelli desde su cargo de director de la Imprenta Oficial durante el gobierno de Néstor Kirchner.

Además Carlos Zannini olvidó que en 2011 designó a Eduardo Mengarelli, subdirector nacional del Registro Oficial en la Secretaría Legal y Técnica,  según reveló en julio de 2015 en La Nación el periodista Iván Ruiz, en una nota donde detalla  el intercambio de nombramientos de familiares de Zannini y de Abbona.

Publicidad

Publicidad

El secretario legal y técnico designó al marido de la procuradora, que a su vez nombró al hijo del «Chino» en su dependencia. Francisco Zannini fue nombrado el 18 de diciembre de 2014 en la Procuración del Tesoro con el decreto 2507, firmado por Cristina Kirchner, asignado al área «Judiciales». Como Francisco, el resto de los hijos de Zannini también son empleados públicos, todos nombrados con su padre ya instalado como secretario legal y técnico del Gobierno. Tal como reveló LA NACION, María Paula y su marido trabajan en Washington como diplomáticos, Franco fue nombrado en Lotería Nacional y Carlos Justo, en YPF. Más familiares de Abbona fueron colocados en el Gobierno, todos después de su llegada a la Procuración del Tesoro. Gabriela Mengarelli, su hija, trabaja desde marzo de 2013 en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Abogada, de 33 años, cobra un sueldo de $ 25.000 mensuales. Al igual que sus familiares, sus bienes crecieron casi 40% durante el año pasado. Otro de los hijos del matrimonio, Mariano Mengarelli, de 38 años, fue nombrado en 2013 en el Enargas, según registros previsionales. «Lupinero de toda la vida», fue la frase que eligió para su perfil de Twitter. Fuente: La Nación/Iván Ruiz.