13659095_10208303379515668_2799145394860274047_nNuevamente los jubilados de Santa Cruz se ven postergados en la percepción de sus haberes, esta vez con la falta de pago de los aumentos retroactivos que el gobierno se comprometió a cancelar junto con los haberes de septiembre. La medida tomó por sorpresa a los jubilados, a quienes nadie les avisó de que no cobrarían los aumentos adeudados, ni tampoco les respondieron luego de que pidieran explicaciones al gobierno. «No hay peor cosa que la devolución del «no sabe, no contesta», señaló la vocal por los pasivos en la Caja de Previsión Social, Susana Ruiz. «Parece que no somos acreedores a nuestros retroactivos, hasta tanto no decida, no se quién», manifestó la dirigente. Ruiz detalló que no percibieron sus retroactivos, docentes, legislativos, aeronáuticos, energía, bancarios, «y no se liquidó el aumento retroactivo por las categorías de Servicios Públicos». No es la primera vez que los jubilados protestan ante el incumplimiento de promesas y pactos por parte de la administración de Alicia Kirchner. A mediados de julio ante el retraso del pago del aguinaldo, tomaron el despacho del presidente del directorio, el ex ministro de Economía del gobernador Daniel Peralta, Ariel Ivovich, al grito de «queremos cobrar», lo que obtuvo una respuesta inmediata de parte del gobierno, que al día siguiente abonó el SAC. Tras el episodio el gobierno le comunicó a Susana Ruiz, que los jubilados provinciales no percibirían más sus haberes entre los días 21 y 23 del mes en curso, como fue históricamente, sino que se abonarían el último día hábil de cada mes.  «Así vamos corriendo el pago, cuando mil pesos de hace tres meses, hoy  no son nada en una provincia donde un trabajador necesita un salario de 20 mil pesos, sin alquilar», expresó Ruiz, quien envió una advertencia a toda la clase política tanto del gobierno como de la oposición: «nos sentimos huérfanos,  a nadie les importa la gente, pero el año que viene son las elecciones y me encargaré de hacerles recordar quienes son los que no hicieron nada por los jubilados», escribió en la cuenta de face «jubilados, no pasivos».