RIO GALLEGOS.- Al igual que en el resto del país, cerca de un millar de mujeres y hombres marcharon  por las calles de esta ciudad con la consigna de «Ni una menos» en repudio a los crímenes contra las mujeres y la violencia de género. Discursos de las representantes de gremios y ONG y la voz de quienes sufrieron en forma directa la violencia de género se repitieron a lo larga de la marcha que transitó varias arterias de la ciudad. Mientras en Buenos Aires la marcha fue desde el Obelisco a la Plaza de Mayo, en esta ciudad la concentración se realizó en la esquina del mástil mayor, donde se cruzan las avenidas Kirchner y San Martín. Los gremios nucleados en la Mesa de Unidad Sindical se destacaban por sus pecheras y banderas, pero la consigna de la tarde fue la misma para todos: basta de violencia contra las mujeres. Río Gallegos se vio conmovida hace sólo dos semanas por el asesinato de Romina Barría, una mujer de 30 años que fue asesinada en el Barrio San Benito. El único detenido es su ex esposo, quien huyó horas después del crimen en el auto de Barría con su hija de 5 años hasta ser detenido en Piedrabuena. El homicidio se descubrió luego que los bomberos acudieran al incendio de una vivienda donde encontraron el cuerpo de la mujer asesinada. Ayer al mediodía un grupo de mujeres representantes de ONGs y gremios estatales presentaron el juzgado de familia N1 y en el juzgado N3 de esta ciudad una nota a los titulares de los juzgados para que sea implementada en los juzgados de forma inmediata la ley 26.485 para «prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en los que desarrollan sus relaciones personales». También solicitan que las causas que se trabajen en las secretarías de violencia  «tengan un tratamiento especial, sean debidamente identificadas, se trabaje con entrecruzamiento de datos, se otorgue garantías de seguridad efectiva a las víctimas, se les conceda la seguridad y privacidad acorde a la situación, se les informe sobre sus derechos y se les facilite el acceso desde los institucional para obtener los recursos y acciones debidos, con vistas a resguardar su integridad y otorgarle protección». “Basta de femicidios”», fue la consigna principal. “Justicia por Lucía Pérez”,  la adolescente de 16 años víctima de un brutal crimen en Mar del Plata, “Justicia por Romina Barría”, la joven asesinada por su pareja en su casa en el barrio San Benito, y el pedido de justicia por el crimen de Marcela Chocobar, la joven trans descuartizada hace un año, estuvieron presentes en el reclamo masivo en el centro de la ciudad. El crimen total Uno de los casos más sensibles por el cual se reclamó también en la marcha de ayer, fue el ocurrido en El Calafate en 2011 cuando un policía mató a su esposa y sus tres hijos y luego se quitó la vida.  Mirta Esquivel, madre de María Martini, la joven asesinada aseguró que el caso de su hija y nietos “ha sido guardado en El Calafate”, por ello decidió participar de la marcha en Río Gallegos y volver a exponerlo. Recordó que es policía y que también pide justicia. Leer más:  la historia del dibujo que se transformó en simbolo