EL CALAFATE.- Tres allanamientos se realizaron en las sucursales de los bancos Nación, Santa Cruz y Patagonia de esta ciudad. En los tres casos buscaban información sobre la empresa Valle Mitre SA de Lázaro Baéz que gerenció el hotel Alto Calafate entre 2009 y 2013. Los procedimientos realizados por la Gendarmería Nacional se realizaron en el marco de la causa Hotesur donde se investiga a Cristina Kirchner y sus hijos por supuestas irregularidades fiscales y societarias a través de la sociedad dueña del hotel Alto Calafate. Cajas y soporte informático fue parte de los secuestrado por la Gendarmería Nacional que cumplió con el procedimiento, según pudo conocer Winfo Santa Cruz. Cada una de las tareas realizadas en los tres bancos fue acompañada por personal del banco que entregaba los datos que eran solicitados en el escrito que llevaba la firma del juez Julián Ercolini a cargo de la causa quien vía exhorto con el juzgado federal de Río Gallegos pidió los procedimientos  el viernes pasado. Los operativos fueron solicitados por los fiscales de la causa quienes requerían ampliar movimientos de la empresa Valle Mitre, la gerenciadora del hotel y sobre el cual pesa la sospecha de maniobra de alquiler de habitaciones a empresas de Báez. El empresario patagónico firmó acuerdos confidenciales y retroactivos con los que garantizó el pago de 935 plazas por mes, durante 2010 y 2011, sin importar si sus empleados usaban esas reservas o no, ni si se trataba de temporada alta o baja, tal como lo reveló La Nación en diciembre de 2013. Captura de pantalla 2016-12-03 19.00.13 Días pasados los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques pidieron en la misma causa el embargo preventivo de los bienes de los hijos de la ex presidenta, Máximo y Florencia. La medida aplica tanto a aquellos heredados de su fallecido padre, Néstor Kirchner, como aquellos que les donó su madre luego de ser llamada a declaración indagatoria por la Justicia. En el planteo ante el juez federal Julián Ercolini, los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques solicitaron «el embargo preventivo de los bienes inmuebles, muebles registrables y acciones societarias» heredados por los hijos del fallecido ex presidente Kirchner y de aquellos que formaban parte de la sociedad conyugal y les fueron donados en vida por su madre. Se trata de 16 propiedades en Santa Cruz y la ciudad de Buenos Aires, las acciones en tres sociedades -Los Sauces, COMA y Hotesur- y un automóvil Honda que en la actualidad están a nombre de los dos hermanos, según el dictamen. También se pidió embargar un terreno que sigue a nombre de Cristina y que según ella habría sido entregado al detenido empresario Lázaro Báez como parte de pago por obras de remodelación de un hotel familiar, «Los Sauces», algo que no aparece reflejado en escritura alguna. Entre las acciones societarias cedidas por Cristina a sus hijos se encuentran la totalidad de acciones de Hotesur SA, además de Los Sauces SA y Co.Ma SA.