Puesto Sanitario. Foto: La Cachania

EL CHALTÉN.– Ante repetidos hechos de violencia registrados en el puesto sanitario de esta localidad médicos y enfermeros solicitaron  en repetidas oportunidades que aumenten el personal para poder cumplir con las guardias nocturnas. El último incidente ocurrió el domingo 25 de diciembre, cuando dos vecinos acudieron en busca de atención y sin mediar llamado al personal de guardia, realizaron destrozos en el Puesto Sanitario. Según informaron a través de una nota firmada por todos los enfermeros y médicos del Puesto Sanitario, el domingo a la noche cerca de las 23 horas dos vecinos de la localidad se acercaron a la institución con una menor lesionada. En la misma esquela detallan que el Puesto Sanitario se encontraba cerrado con los correspondientes carteles de información sobre el médico y enfermero de guardia pasiva. Sin embargo, los vecinos no llamaron a los profesionales de guardia, y según detallaron en el informe presentado a las autoridades «rompieron el frente del puesto sanitario y agredieron de forma verbal al personal que se presentó a ayudarlos y mediante la intervención policial se evitó la agresión física. Además amenazaron con incendiar al Puesto Sanitario». En el mismo comunicado los médicos y enfermeros aclararon que los vecinos ya participaron en actos violentos contra el personal dañando el edificio. Por los hechos se iniciaron una causa judicial en los tribunales de El Calafate. La situación no es nueva, ya el 26 de agosto y el 19 de diciembre de este año, los enfermeros y médicos del Puesto Sanitario enviaron sendas notas a la coordinadora de Zona Sur del ministerio de Asuntos Sociales, Sandra Apaza, donde explicaron las dificultades de cubrir la guardia nocturna con un solo enfermero sin tener personal de seguridad y advirtieron que no podían seguir trabajando en esas circunstancias «Dado el aumento de situaciones de violencia en la localidad y en el puesto sanitario en si, no queremos llegar al extremo de ser agredidos por algún paciente en situación de descontrol psicológico», advertían en la nota con fecha 19 de diciembre. Y adelantaban que esperan de parte del ministerio una pronta respuesta al reclamo, «de lo contrario nos vemos obligados a no seguir cubriendo el turno nocturno». Lamentablemente los hechos, le dieron la razón.