auto quemado 3PUERTO SANTA CRUZ.– A 14 km de aquí, en el camino que lleva al puerto de Punta Quilla, apareció totalmente incendiado el auto del militar, ahora detenido, sospechado de haber abusado a dos niños, hijos de su pareja. El domingo pasado, tras admitir a través de Facebook que había causado daño a dos familias, intentó escapar del pueblo, pero fue apresado en las cercanías del puerto. La jueza de la localidad había librado  la orden de detención esta misma  tarde, al tiempo que la familia y una multitud de vecinos se convocaban pidiendo justicia frente la Comisaría. Desde el domingo a la tarde se encuentra detenido en la comisaría de la localidad. Según pudo reconstruir Winfo Santa Cruz a partir del testimonio de vecinos de la localidad, el auto quedó abandonado a la vera del camino, incluso tenía roturas del paragolpes, en las últimas horas, manos anónimas incendiaron el auto. «Lamento que no le hayan puesto custodia, se pueden haber perdidos pruebas con el fuego», sugirió una persona que sigue de cerca la causa que conmocionó a toda la localidad. El caso Hace una semana  trascendió el un nuevo hecho de abuso de menores en la localidad,  cuando una mujer denunció a su pareja por haber abusado de sus hijos de 8 y 12 años, tras que el mayor de ellos confesara a su madre el calvario que estaba atravesando, de abuso y amenazas. Auto quemadoMientras los chicos recibieron atenciones médicas en el hospital de la localidad, el presunto violador se refugió por unos días en la hostería municipal del pueblo, pero ayer a la mañana ya no se encontraba allí. Mientras los vecinos de una localidad atravesada por terribles historias de abuso empezaba a movilizarse una publicación en el facebook del sospechoso generó enojo y repudio. “Querido Puerto Santa Cruz. Hoy es un día muy triste para dos familias que yo rompí con la confianza que me dieron. Solo les pido perdón de todo corazón. Si es que me queda puesto que está totalmente destrozado. Ojalá todo se resuelva para bien. Yo me voy lejos de aquí para nunca más volver. Pido perdón a mis hijos ellos no son culpables de nada. Pido disculpa y perdón a los dos chiquitos que tanto me brindaron su cariño. Y a la Madre por el daño causado”. El escrito fue publicado en la cuenta de facebook de Ramón Piris, el presunto abusador, que pese al relato de los niños, aún estaba en libertad. Tras la publicación, la jueza Noelia Ursina, ordenó la detención del hombre, quien llegó a la comisaría en el baúl de un patrullero, según relataron testigos de la situación a Winfo Santa Cruz.