EL CHALTÉN.- Hoy el Secundario 28 pudo reiniciar las actividades después de dos días suspendidas por la rotura de calderas y la falta de calefacción. La mañana estuvo atravesada por la alegría de la partida de grupo de estudiantes y docentes que partieron rumbo a Malvinas para concretar el proyecto iniciado hace dos años y medios al que nombraron «Malvinas por la Paz».

Viajan por la paz, quieren establecer vínculos con los isleños, curar algunas cicatrices e invitarlos a conocer este pueblo. Ésos son los objetivos que persiguen los 22 alumnos, docentes y padres de la escuela secundaria Nº 28. Hoy partieron hacia Río Gallegos, mañana a la una partirán hacia Malvinas en un vuelo internacional.

“Queremos lograr establecer un puente con las islas”, dice Roxana Herrera, profesora de lengua y literatura, que junto con su colega Mario Requelme empezó a pensar este proyecto que hoy logró el respaldo de toda la comunidad de El Chaltén. Desde que lanzaron el proyecto se abocaron a conocer todo lo relacionado con las islas, escribieron textos, diseñaron un logo, miraron videos y documentales.Y van con un mensaje: invitar a los isleños a visitar El Chaltén.

Las calderas El deteriorado estado de las instalaciones del Secundario 28 de esta localidad son noticia desde que se iniciaron las clases en febrero, al punto que una asamblea de padres decidió suspender las clases durante tres semanas hasta que el edificio fuera un lugar seguro para sus hijos. Esta semana no hubo clases durante dos días por rotura en la caldera que dejó sin calefacción a todo el edificio. Los técnicos habituales se negaron a realizar la reparaciones por los atrasos en los pagos que sostiene el Consejo de Educación. Finalmente personal del Municipio logró poner en marcha las calderas ayer a la tarde y las clases se reanudaron hoy.