Captura de pantalla 2017-05-02 a la(s) 21.31.59
Foto: En Tiempo Real
28 de NOVIEMBRE.- Las dos máximas autoridades del Concejo Deliberante, renunciaron a sus bancas tras haber aprobado en la última sesión, una resolución promovida por gremios estatales repudiando la represión en la residencia y la falta de pago de sueldos, entre otros puntos. El ahora ex presidente del cuerpo, Aldo Heredia, y el ex vice presidente, Cristian Trujillo, ambos del Frente para la Victoria alineados con el intendente Hugo Garay, junto a sus pares Fernando Españón (PJ) y Javier Lamas (UCR) habían votado el jueves 27 la iniciativa de los estatales, de tono crítico al gobierno provincial. De acuerdo a fuentes sindicales la dimisión de los concejales estarían vinculadas con los desacuerdos dentro del oficialismo municipal, surgidos luego de la aprobación de la resolución impulsada por los estatales. Los gremios informaron que luego de la aprobación les habían prometido entregarles la resolución al día siguiente, esto es el viernes 28 de abril, pero que extrañamente hasta hoy aún no habían podido hacerse ni siquiera de una copia de la documentación. La Resolución de la discordia La resolución repudia la represión contra los manifestantes en la residencia de la gobernadora Alicia Kirchner donde se encontraba la ex presidenta Cristina Fernández; rechaza la transferencia de la caja de jubilaciones; repudia los dichos de la presidenta del CPE, Cecilia Velázquez, quien aseguró que no se habían descontado días de huelga a docentes; y pide el cese de despidos en el municipio, y la adhesión al proyecto del diputado José Blassiotto aprobado por mayoría, para que el Banco Santa Cruz no aplique los débitos en las cajas de ahorro de los estatales que no perciben sus salarios.
La información la dio a conocer el sitio En Tiempo Real quien adelantó que las bancas de los renunciantes serán ocupadas por Norma Pacheco y Stella Maris “Mavi” Muñoz, también del FPV, y alineadas con el  intendente Hugo Garay De acuerdo a la misma información, las renuncias deben resolverse en el ámbito del Departamento Legislativo, en una sesión donde las autoridades del Cuerpo acepten las dimisiones para luego remitir las actuaciones a la Justicia Electoral, a fin de que ésta efectúe la designación de los concejales reemplazantes.