RÍO GALLEGOS.- Como «un gesto de buena voluntad» para descomprimir el conflicto que atraviesan desde hace más de dos meses a raíz de la falta de pago de sus haberes, los jubilados decidieron esta noche allanarse a la orden judicial de la dra Marcela Quintana que ordena a la policía montar un dispositivo que permita el ingreso del personal de la Caja de Previsión a cumplir con sus tareas, «sin el uso de la fuerza». Ante la presencia del comisario Mayor Dante Abboud, superintendente de la Policía de Seguridad, los jubilados decidieron  que van a permitir el ingreso del personal de la CPS con la condición de que «abonen los haberes de todos los jubilados antes del día siete de cada mes» como dicta la resolución del Juez de Familia, y que no ingrese el presidente del organismo Ariel Ivovich  quien agredió a golpes a cuatro jubiladas, estuvo preso 24 horas y el gobierno hasta ahora confirmó en el cargo. Video: ADOSAC
  jubis no quieren a ivo