RIO GALLEGOS.- Mientras Alicia Kirchner y el vicegobernador Pablo González mantienen reuniones, sin resultado a la vista por ahora, cientos de personas marcharon por las calles central es de la ciudad y se detuvieron frente a la gobernación vacía. Las antorchas fueron reemplazadas por ruidosas cacerolas y cuanto artefacto fuera útil para transformar el enojo en ruido. «Seguimos en la calle, esta vez a la luz ha sido suplantada por el ruido, este hermoso y enorme ruido que el pueblo de Santa Cruz hace hoy en esta marcha provincial, es para despertar al gobierno de la provincia para que los diputados vayan a trabajar, y busquen los caminos para sacarnos de esta crisis y ojalá tanto ruido también llegue al gobierno nacional para que entiendan de una vez por todas, que en este lejano rincón del país, algo mas de 300 mil almas esperamos que dejen de usarnos en sus discursos políticos y apliquen políticas sociales y ayudas colectivas que nos ayuden a salir adelante», anuncia uno de los párrafos del documento leído frente a la gobernación.