contrabando desde Osorno 2RÍO GALLEGOS.- la Unidad de Análisis de Riesgos de la Aduana de Osorno, detectó un contrabando de mercaderías valuado en U$S 1 millón que se intentó ingresar por el paso Cardenal Samoré con destino a Coyhaique y Punta Arenas en Chile, y hacia Bariloche, El Bolsón, Comodoro Rivadavia y Río Gallegos, según informaron las autoridades chilenas. Se trata de electrodomésticos, juguetes, ropa e insumos veterinarios que eran transportados en cuatro camiones chilenos. Si bien no se trata de productos de primera gama, sorprende la cantidad de unidades por rubro. El administrador de la Aduana de Osorno, Cristian Molina, explicó que en base a «perfiles de riesgos y procesos analíticos se estableció la posible salida de mercancía sin declarar», señaló el funcionario. “Los vehículos fueron revisados en distintos días y todos tenían el mismo modus operandi, es decir, en sus manifiestos de carga indicaban traer productos en sacos o fardos, los cuales fueron usados para obstaculizar la revisión y ocultar el contrabando”, detalló Molina. Según informó el sitio Emergencias Puerto Montt, las mercancías de contrabando  quedaron incautadas, en tanto que los camiones fueron retenidos hasta tanto se tramiten las respectivas denuncias y  las acciones judiciales contra los involucrados. Contrababdo desde OsornoUno de los vehículos  viajaba con destino a Punta Arenas y declaró llevar fardos, sin embargo, al momento de la fiscalización los aduaneros detectaron un problema en la estiba. En virtud de esta situación, instruyeron mover gran parte de los fardos y así quedó al descubierto gran cantidad de cajas y bolsas con elementos electrónicos, juguetes, calzados, y neumáticos para bicicletas, y productos de uso veterinario. En tanto, el segundo vehículo también iba en tránsito a la zona austral y su manifiesto de carga indicaba que transportaba frutas y verduras. Tras la revisación se halló más mercadería que intentaba ingresar de contrabando hacia la Argentina. Finalmente, el último camión se suponía que traía «sacos de papas y cebollas», sin embargo, escondían 103 cajas con huinchas de medir de distintas mediadas, 18.600 prendas de ropa interior femenina, 21 bultos de huaipe, 64 bultos de ropa interior hombre, 12.600 calcetines, 139 cajas con spinners,79 cajas de linternas led recargable, 1.260 sistemas de ducha, 2.200 ampolletas led, 210 máscaras para soldar, 12 juegos de llaves de lavamanos, 320 soportes para llave lavaplatos y una serie de repuestos para maquinaria industrial además de billeteras y carteras. Fuente: Emergencias Puerto Montt