Frigerio y operariosEL CALAFATE. – La justicia federal falló a favor del gobierno nacional y dio lugar al levantamiento de la segunda medida cautelar que trababa la construcción de las dos represas hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz, en esta caso la medida fue impulsada por la ONG Banco de Bosques.

Si embargo por ahora las obras siguen detenidas por la vigencia de la apelación presentada en una causa similar por la Asociación de Abogados Ambientalistas de la Patagonia.

La noticia judicial llega una semana después que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio junto al diputado nacional Eduardo Costa recorrieran los campamentos y el sitio donde el proyecto prevé emplazar las represas. Ese día el ministro del interior fue cauteloso con la obra y recordó que aún estaba pendiente de resolver una medida judicial. El funcionario nacional fue recibido por Gerardo Ferreyra y Acosta los titulares de Electroingeniería, empresa miembro de la UTE que construye la obra.

La jueza Macarena Marra Giménez, titular del juzgado federal contencioso administrativo Nº12 de Capital Federal dio lugar hoy al pedido del gobierno nacional de levantar la medida cautelar que aún pesaba sobre las obras fundamentando el pedido en que el gobierno nacional había cumplimentado con lo requerido por la Corte Suprema, nuevos estudios ambientales y la realización de una audiencia pública en el Congreso.

Publicidad

Publicidad

La jueza consideró que las directivas fijadas por la Corte Suprema de Justicia en su fallo del 12 de diciembre pasado suspendiendo las obras hasta la realización de la audiencia pública en el Congreso,  que el  informe final conjunto elaborado por ambas Cámaras como la presentación y análisis del Estudio de Impacto Ambiental y que las conclusiones fueron recibidas por el gobierno nacional, componen  las condiciones para dar lugar al pedido del estado nacional de levantar la medida cautelar.

La misma jueza el 22 de septiembre pasado había rechazado el amparo ambiental que fuera impulsado por la Asociacion Argentina de Abogados Ambientalistas de la Patagonia. La medida había logrado que en diciembre pasado la Corte Suprema diera lugar a una cautelar que suspendió obras impulsadas durante el kirchnerismo. 

La Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas de la Patagonia apeló la medida y la cautelar sigue vigente por lo que las obras se encuentran suspendidas.

La administración de Mauricio Macri tomó la determinación de avalar el megaproyecto hidroeléctrico sobre el río Santa Cruz en un contexto de crisis energética, riesgos de multas y cross default para otras obras de infraestructura financiadas por China como el Belgrano Cargas.

En Santa Cruz, en especial en El Calafate, hay grupos de ciudadanos que realizan marchas y actividades que se oponen a las represas dado que no solo temen por el medio ambiente, sino también por como puedan verse afectados los Glaciares sobre el cual se basa principal recurso turístico de la región.