Nissan Murano similar al auto involucrado en la causa

RÍO GALLEGOS.- El ex presidente de la Caja de Previsión, Ariel Ivovich, aparece involucrado en la causa que investiga el desvío de fondos para YCRT, por adquirir a través de su empresa familiar, un automóvil Nissan cuyo único autorizado para conducirlo era Facundo De Vido, hijo del ex ministro de planificación preso en Marcos Paz. La operación se hizo a través de firma JI SA, proveedora del transporte de materiales para YCRT. Según surge de la causa por la triangulación de 260 millones de pesos a través de la UTN local, que lleva adelante el juez Luis Rodríguez y por la cual está preso Julio De Vido y en los últimos días se realizaron dos allanamientos en el municipio de Río Turbio, la empresa de los hermanos Jorge y Ariel Ivovich, cobró cheques por $ 19.055.510. La firma JI SA compró en 2012 una Nissan Murano Xtronic CVT y otorgó una única autorización para que sea manejada por Facundo De Vido, en una maniobra que según la UIF  «permitiría inferir que al menos uno de los beneficiarios detrás de JI SA sería Julio de Vido». Con un auto similar en enero de 2011, Facundo De Vido protagonizó un accidente de tránsito en Miramar.  Roberto Ariel Ivovich fue ministro de Economía durante del gobierno de Daniel Peralta,  hasta que se fue dando un portazo para asumir en el directorio de YPF hasta 2014. En el medio tuvo acercamientos con el líder del Frente Renovador Sergio Massa con quien insinuó un armado en Santa Cruz. (Foto) Con Alicia Kirchner, Ivovich fue designado al frente de la Caja de Previsión Social, desde donde mantuvo una extensa disputa con los jubilados que reclamaban por el pago de sus haberes, el que concluyó con un episodio de violencia inusitada: El funcionario agredió a jubiladas que junto a sus abogadas fueron a notificarlo de una sentencia judicial que ordenaba pagarle los haberes. Ivovich y su hermano agredieron a las abogadas, golpeándolas y arrastrándolas por el suelo. A raíz de la denuncia por agresiones y violencia de género el fucnionario y su hermano estuvieron detenidos una noche en la comisaría de Chimen Aike. Otros involucrados cercanos a la gestión de Alicia Kirchner 

Marcio Domínguez, actual subsecretario de Interior

En la causa causa que investiga el desvío de fondos destinados a la remodelación de la usina de Río Turbio, también aparecen el actual subsecretario de Interior, Marcio Domínguez, quien junto al ex subsecretario de Salud provincial, y el ex subsecreatario de Salud provincial, dr Rolando Nervi, quienes percibieron cheques de caja por más de 3,5 millones de pesos. Según publica hoy el diario La Nación, el 95% del dinero de la cuenta extraído por ventanilla mediante cheques los cobró Marcio Domínguez, unos $ 3.650.000. Domínguez es monotributista, registrado como proveedor de servicios empresariales y desde 2012 trabajó en el Ministerio de Salud de Santa Cruz, en la secretaría privada. Estaba autorizado a conducir dos vehículos (una Ford Transit y una pick up Chevrolet) del Ministerio de Salud de la Nación, cuyo titular era el Centro Articulador de Políticas Sanitarias, a cargo de Rocío García, la esposa de Máximo Kirchner. Este año, Marcio Domínguez fue designado por Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz, como subsecretario de Interior, dependiente del Ministerio de Gobierno provincial.

La ministro Rocío García junto a su equipo en 2016, Rolando Nervi y Marcelo Bersanelli, actual juez.

En 2015, cuando recibió los cheques, Marcio Domínguez compró dos propiedades en Río Gallegos con su mujer. El otro funcionario provincial de Salud que recibió cheques de ventanilla fue Héctor Rolando Nervi. La causa De Vido firmó convenios con la UTN para realizar las obras a través de una fundación de la universidad, que era, a su vez, la que le pagaba los cheques a la empresa dueña del auto que maneja el hijo del ex ministro. La fundación recibió por el convenio con Planificación fondos por 751 millones de pesos. El dinero ingresaba por la UTN, cuyo decano Martín Goicochea, está procesado junto al intendente de Río Turbio, Atanacio Pérez Osuna, y el diputado provincial, Matías Mazzú. La Justicia investiga si las comisiones cobradas por sus gestiones podrían haber constituido sobornos encubiertos. Esa causa está en manos del juez Julián Ercolini.

Publicidad

Publicidad