RÍO GALLEGOS.- La Ministro Secretaria General de la Gobernación, Claudia Martínez, justificó el pago de 8,4 millones de pesos para refaccionar el patio de Casa de Gobierno: «cumplimos 60 años como provincia, y es parte del patrimonio provincial». Negó que el vallado sea para contener las protestas, pero acusó a los manifestantes de «violentos».  Para esta obra el gobierno viola la prohibición de utilizar el fondo soja, según el decreto  nacional de 2009 que firmaron Cristina Fernández y Alicia Kirchner. Luego de las críticas que despertara la colocación de un vallado perimetral realizado en madera y chapa, la ministro Martínez argumentó que las obras tienen que ver con «resguardar el patrimonio provincial». “Este año cumplimos 60 años como provincia. El edificio de la Casa de Gobierno es histórico y pertenece a todos los santacruceños, es el lugar donde nació la vida institucional”, justificó la funcionaria. Criticó las publicaciones sobre el tema, “Algunos títulos en los medios son maliciosos», señaló y negó que el edificio gubernamental esté vallado «por miedo a las protestas». Según el decreto nacional 206 de 2009 en su artículo 1º el fondo federal solidario comúnmente llamado «fondo soja» ya que se constituye con la retención del 30% de las exportaciones de ese producto, tiene como finalidad «financiar, en Provincias y Municipios, obras que contribuyan a la mejora de la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial en ámbitos urbanos o rurales, con expresa prohibición de utilizar las sumas que lo compongan para el financiamiento de gastos corrientes». El decreto lleva la firma de la entonces presidenta, Cristina Fernández, y de la ministro de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Margarita Kirchner. La actual gobernadora, dispuso ahora que 8,4 millones de pesos del Fondo Solidario, se destinen a «La puesta en valor del patio exterior» de Casa de Gobierno. Si bien la ministro Martínez negó que el vallado perimetral sea un resguardo del gobierno ante las reiteradas protestas de trabajadores en el lugar, habló de la existencia de «árboles quemados», y apuntó que «no todos protestan con violencia». Reiteró que “No estamos en contra de las protestas pero en las manifestaciones se pasó la raya y se ha hecho mucho daño en varias oportunidades, se quema y se daña la historia de todos los santacruceños, no del Gobierno de turno”, se quejó. “Redujimos el gasto público al máximo y eso no se dice ni lo muestran los medios que hoy están en silencio ante los DNU del Gobierno Nacional, los cuales afectan a todos los trabajadores. Pero sí salen a mostrar un cerco perimetral de una obra y quieren tapar los hechos contundentes que ocurren hoy en día. Hay un grupo que no se ocupa de estas cosas o no se quiere ocupar. No escuchamos a ningún dirigente político de la provincia del color del Presidente Macri que salga a hablar de estos temas” señaló la Ministra.