RÍO GALLEGOS.- Ante la falta de pago de sueldos de diciembre los trabajadores municipales se manifestaron esta mañana frente al municipio: «“Nadie quiere llegar a estas acciones, pero el político hace lo que quiere”, había manifestado el secretario adjunto Oscar Coñuecar al término de la asamblea que decidió las medidas de fuerza. “Nadie quiere llegar a esto, pero el político hace lo que quiere con nuestro bolsillo. Hay compañeros y compañeras que tuvieron un retraso en afrontar sus alquileres, el pago de sus tarjetas, sin mencionar todo un complejo panorama que vive la familia municipal», apuntó el dirigente del SOEM. Reconoció que no son ajenos «a la realidad de la provincia ni mucho menos el pago a cuenta gotas de otros compañeros jubilados y de los estatales, nosotros siempre apostamos al diálogo y lo hemos puesto en nuestra paritaria y en todos los lugares que nos ha tocado ir, pero no vamos a ser cómplices del silencio de la dirigencia política que ha demostrado que no está a la altura de las circunstancias, lamentablemente vemos que esta realidad se ha trasladado a otros municipios y no vemos respuesta alguna», sostuvo Coñuecar. El Efecto dominó arrastra a los municipios a la crisis financiera La mayoría de los municipios se halla en una situación crítica respecto del pago de haberes a sus empleados, incluso los que responden a Cambiemos quienes se quejan de que nación no los asiste en las emergencias. En Perito Moreno la provincia logró un impasse con los trabajadores de paro por falta de pago del aguinaldo, con la promesa de hacerlo efectivo antes del 31 de enero, y «de acuerdo a las posibilidades financieras de la provincia», dice el acta firmado. Caleta Olivia y Río Gallegos, no escapan a esta realidad y sus intendentes ya han transmitido a los gremios que para poder afrontar salarios necesitan de fondos provenientes del pacto fiscal que firmó la gobernadora Alicia Kirchner. El vicegobernador Pablo González declaró durante el fin de semana que aún están esperando el dinero que el ministerio de Interior prometió a las provincias luego de la aprobación parlamentaria del acuerdo, que en el caso de Santa Cruz, sus representantes del FPV votaron en contra.