EL CALAFATE.- La jueza María Florencia González, resolvió liberar al docente Juan Pablo Margonari, quien permanecía detenido desde el 3 de diciembre luego de ser acusado de abuso contra un alumno menor de edad. El maestro continuará procesado a la espera del juicio oral. Margonari había sido denunciado por la mamá del niño de cinco años, el 1 de diciembre, tras lo cual el juez Carlos Narvarte dispuso la realización de dos cámaras Gesell, ordenó allanamientos en la casa del profesor y en el Upsala College donde se desempeña laboralmente y donde también concurre la supuesta víctima, y el 3 de diciembre ordenó su detención. El 19 de diciembre el magistrado procesó y confirmó la detención del profesor. Desde entonces, Mangonari quedó detenido en la comisaría Primera de esta ciudad, a la espera de que culmine la feria judicial para retomar los plazos procesales. La peor noticia para el docente llegó junto con la feria judicial

La madre del docente,  junto a su otro hijo viajó desde Salta: “Estamos acá desde el 1 de diciembre”.

“Le dieron prisión preventiva a mí hermano, queda preso”, fue la escueta y única declaración de Facundo, hermano del docente acusado una vez que se conoció la sentencia. “Si hay una presunta víctima queremos que se sepa, que esto no termine acá”, sostuvo, al tiempo que destacó que el juez los recibió en dos oportunidades. Según Facundo, esperaban que la resolución del juez Narvarte avance en la investigación, “para salvaguardar incluso la situación de la presunta víctima, porque este niño también tiene que ser resguardado”, sostenía. Los familiares del acusado cuestionaron que la justicia haya indagado sobre la sexualidad de su hermano y presumen un sesgo de homofobia en esta acción.  Un caso resonante que disparó la solidaridad de gran parte de la comunidad El hecho adquirió repercusión en la villa turística a partir de las marchas realizadas por docentes y padres del establecimiento involucrado, pidiendo un “proceso justo”, y “pericias objetivas”, entre otros reclamos.

Las muestras de apoyo al docente no cesaron durante los más de cien días que estuvo preso

Durante los más de cien días que permaneció preso, Juan Pablo Margonari recibió incontables muestras de apoyo por parte de miembros de la comunidad del Upsala, y de gran parte de la sociedad de EL Calafate a medida que trascendían los detalles del caso. Docentes y padres visitaron al maestro en su lugar de detención  para “darle apoyo emocional” según dijeron, en turnos de dos minutos y podían ingresar de a una persona por vez. El docente también recibió muestras de solidaridad de parte del personal de la comisaría, quienes «bajo su responsabilidad» dispusieron que el maestro pudiera compartir con sus familiares, madre y hermano, la espera de la noche buena en una sala dispuesta en el edificio policial. Aún no se conocen los fundamentos de la jueza González para otorgarle la libertad a Mangonari, cuya prisión preventiva había sido apelada por sus familiares. Ahora el docente deberá esperar hasta el juicio oral para conocer la decisión de los jueces. Hasta tanto se conozca el resolutorio de la jueza no se sabe si el docente retomará sus actividades laborales en el establecimiento donde se produjo la denuncia.