RÍO GALLEGOS.- El grupo  Jubilados Unidos en Acción rechazó el aumento de 2 mil pesos no remunerativos pactado entre el gobierno y los gremios de la administración central, «esto demuestra el poco interés por los jubilados y  abona el camino de la armonización de la Caja», señaló la referente Ana Villarroel. Los acusó de «malversar los mandatos de sus bases», y de «entregar las conquistas de 2007». Luego de la firma de la aceptación del pago de una suma en negro, por parte de la APAP, ATE, y UPCN, Villarroel recordó que el pasado 1ro de Marzo se habían reunido con dirigentes de ATE para hacerles saber su malestar y disconformidad con el primer ofrecimiento del gobierno de $1.500. «Desde ATE nos dijeron que en las asambleas del interior provincial, salvo la de Río Gallegos, todas habían rechazado el mandato», señaló Ana Villarroel, «¿En qué momento y dónde se volvieron a hacer asambleas y se revirtió esa situación? desconozco», sostuvo una de las dirigentes que encabeza la lucha de los jubilados desde mediados de 2016. En cuanto a si había tenido alguna comunicación con el gremio estatal luego de la paritaria, indicó que mantuvo un diálogo con el paritario José Navarro, quien le había expresado que la decisión la tomaron «pensando en sus compañeros que tienen un salario o haber de 11 mil pesos, razón por la cual no podían reclamar por los jubilados», a lo que Villarroel respondió, «conocemos jubilados que cobran menos que esa suma, que tienen que pagar consultas médicas, que tienen que comprar remedios, que tienen que atender a otros familiares enfermos, y que si a los activos no les alcanza, a los jubilados tampoco». Se manifestó en contra del acuerdo sellado en la paritaria central, «Nosotros rechazamos en todos los términos el acuerdo, porque de esa manera simplemente se contribuye y se abona el camino para la armonización del sistema previsional de Santa Cruz, y es el modo en que se desfinancia  una vez más nuestra obra social y nuestro sistema previsional» remarcó Villarroel. La referente de Jubilados Unidos consideró que los gremialistas que aceptaron la suma fija en negro, «malversaron los mandatos que les han dado la bases y creemos que tampoco han actuado en el nombre de los trabajadores», aseguró. Dijo que «Serán los gremialistas quienes deberán hacerse cargo de las banderas que están entregando porque la lucha del 2007 implicó eso, no cobrar más sumas en negro, y hoy la reeditan. Quisiéramos que con la misma vehemencia que defienden a los trabajadores muy bien pagos de YCRT defiendan a los muy mal pagos jubilados de la provincia de Santa Cruz, ex ley 591″, enfatizó Ana VIllarroel. Finalmente dirigió un mensaje al gobierno provincial: «al modelo kirchnerista aún vigente en Santa Cruz, los Jubilados Unidos en Acción les decimos que no es no, con nuestros derechos no».