RÍO GALLEGOS.- El contador Víctor Manzanares, detenido por entorpecer la causa que investiga el desvío del cobro de alquileres de los Kirchner en conocimiento del embargo que pesaba sobre los bienes de la familia presidencial, dijo que «fue una burrada de ambos» hacerlo,  reconociendo que siguió instrucciones de Cristina Fernández. Dijo que los responsables de las negocios inmobiliarios de los Kirchner son Osvaldo Sanfelice, y el ex tesorero del FPV, Raúl Copetti. Mientras tanto, Manzanares continúa siendo síndico en el Banco Santa Cruz. Manzanares está acusado de haber indicado a los inquilinos que abonaran los alquileres en la cuenta de Carlos Sancho en virtud de que las cuentas de la sociedad comercial Los Sauces, se encontraban intervenidas judicialmente. Por esta acción el contador permanece preso desde el17 de julio del año pasado en la cárcel de Marcos Paz. Manzanares declaró ante el juez Julián Ercolini que la administración de los bienes de los Kirchner no estaba en sus manos, sino en las de Osvaldo Sanfelice, ex funcionario y socio inmobiliario de Máximo Kirchner, y de Raúl Copetti, ex tesorero del Frente para la Victoria y funcionario estatal en el Banco Santa Cruz. El contador de la familia Kirchner se definió a sí mismo como «el famoso cuatro de copas» al cual «es más fácil pegarle». Y agregó: «Si fueran los dichos de mi abuela, [sería] el hijo de la pavota». Sostuvo que el juez Claudio Bonadio lo metió preso a él por no encarcelar a Cristina. La declaración de Manzanares «Podemos estar hablando de una burrada cometida en 2017, tanto por la ordenante del acto, es decir, la Dra. Cristina Fernández, como por el suscripto, que fue quien firmó la nota del pasado 7/6. Claro, si somos positivistas en lugar de iusnaturalistas, lo primero que tenemos que hacer es meter preso al que queramos meter preso», declaró ante el juez, el contador de los Kirchner. La notificación a los inquilinos del 7de junio de 2017 comunicaba a los innquilinos que los alquileres de los inmuebles que pertenecían a la empresa Los Sauces, debían ser depositados en la cuenta de Carlos Sancho, también socio inmobiliario del líder de La Cámpora, y ex vicegobernador. Según publicó el periodista Hernán Capiello en La Nación, Manzanares pidió su excarcelación y se mostró desesperado por salir de prisión, Pidió que aunque sea se le conceda el arresto domiciliario. Dijo que ansía dejar la cárcel y volver a Río Gallegos con su familia, pues solo pudo ver en estos nueve meses a su esposa tres veces y a sus hijos, tres días, entre Navidad y Año Nuevo. «En cuanto a que se me considere organizador de la administración de los bienes inmuebles como de sus empresas, no tuve poder de administración alguno; la persona encargada de esta tarea, y que era quien, además, me enviaba los contratos de locación para que yo procediese a la emisión de facturas, era el Sr. Sanfelice», señaló el contador. Sostuvo que no fue funcionario y que no tuvo contratos con el Estado nacional que le hubieran permitido beneficiarse. «No conozco nada de la obra pública, no he tenido reuniones en conjunto con el Dr. Kirchner ni ninguno de los empresarios de la obra pública vinculados a esta causa. No tuve manera entonces de participar de una asociación ilícita», argumentó. Dijo que en estos cinco años se sintió perseguido. «Con espías a mi alrededor, con hackeo de computadoras, con pinchado de teléfonos. El camino fácil hubiera sido renunciar a seguir siendo contador de la familia Kirchner, pero no fue así por los valores inculcados por mi padre» El gobierno reemplazó a la suplente de Manzanares a quien sigue manteniendo en el cargo A punto de cumplir o meses en prisión, el contador Víctor Manzanares continúa siendo síndico en representación del estado en el Banco Santa Cruz, cargo que ostenta desde mediado de los noventa y que renueva periódicamente por decreto del gobernador. Manzanares fue designado Síndico titular de la Comisión Fiscalizadora del Banco de Santa Cruz,  el 22 de marzo mediante Decreto Nº 0502/16 a través del cual también se designó Síndica Suplente a la Dra. Romina Fernanda Gaitán, quien el 17 de diciembre último asumió como vocal en el Tribunal de Cuentas. En su reemplazo el Ejecutivo Provincial designó al dr Gonzalo Darío Chute, a partir del día 18 de Diciembre de 2017 como síndico de las acciones Clase “A” ante el Banco de Santa Cruz S.A.