BUENOS AIRES.- El ex secretario Legal y Técnico de la presidencia fue excarcelado luego de más de cien días detenido, en el marco de la causa en la que está acusado junto a otros ex funcionarios, de encubrimiento de los autores del atentado a la AMIA. Las juezas Gabriela Lopez Iñíguez y Sabrina Namer, consideraron que no existe peligro de fuga ni de entorpecimiento de la investigación. «Mi libertad deja sin sustento el pedido de desafuero de Cristina Kirchner», declaró a los medios Zannini, a poco de atravesar el portón del complejo penitenciario de Ezeiza donde permaneció 107 días detenido. En su fallo las magistradas argumentaron que «la calidad de ex secretario  Legal y Técnico del encausado no resulta, por sí misma, un dato del que pueda extraerse indicio alguno de peligro procesal», según consta en el dictamen. «El nombrado ya no posee vinculación alguna con la oficina que otrora ocupara, como así tampoco con ninguna otra del Poder Ejecutivo Nacional. Mal puede decirse, entonces, que detenta poder residual de influencia que le permitiría obstaculizar la marcha del proceso», remarca el fallo emitido esta madrugada. Retornará a sus funciones de Sindico en el Banco Santa Cruz Otro de las circunstancias que evaluaron las juezas es que Zannini siempre «ha estado a derecho», que el delito que se le imputa es excarcelable, y que «tiene domicilio fijo y se desempeña como Director del banco de Santa Cruz», lo que da cuenta de su arraigo. Cabe consignar que si bien Zannini cumple funciones de director en representación del estado provincial, en el Banco Santa Cruz, «no cumple horarios ni posee una oficina asignada dentro de la entidad», confirmaron a Winfo fuentes del banco. Ayer la fiscal del caso, Gabriela Baigún, había argumentado que no habí motivos para que Zannini y el piquetero Luid D’Elía, quien también recuperó hoy su libertad, reciban un tratamiento distinto al que reciben el ex presidente Carlos Menem y el ex juez Juan José Galeano, entre otros, quienes están siendo juzgados en otro juicio de encubrimiento del atentado a la AMIA, al que llegaron en libertad. Foto de portada: Télam