RÍO GALLEGOS.-La Dirección de Comercio clausuró un local de eventos donde se estaba realizando una fiesta clandestina. El procedimiento se produjo luego de un seguimiento a través de las redes sociales de los detalles de la organización del evento, culminando esta madrugada con un operativo del que participó personal municipal y de la policía provincial. Se trata del salón de eventos del club Choppers, el que ya había sido clausurando hace unos meses. El Director del Área, Miguel D’Abbraccio, explicó que al llegar los inspectores acompañados por efectivos de la comisaría 4ta, se encontraron que en el interior del salón se desarrollaba lo que se denomina un “boliche clandestino”, con gran concurrencia de adolescentes los cuales, según relataron a las autoridades, habían abonado entradas con un costo de entre $100 y $200 según el día de la compra. Entre los concurrentes había aproximadamente 25 menores entre 15 y 17 años, los que se encontraban a esa hora de la madrugada consumiendo alcohol.  Los Inspectores de comercio procedieron a realizar actas de infracción por cada menor y por no tener permisos el club para la venta y expendio de bebidas alcohólicas. Las multas que se aplican en estos casos van desde los $ 170.000 a los $ 200.000. La presencia de menores agrava los montos de las penalizaciones, las que según el director de Comercio, en muchos casos recaen sobre los padres de los menores infraccionados. D’Abbraccio apuntó a la falta de responsabilidad de los miembros de la comisión Directiva de la institución donde se realizaba la fiesta clandestina, que alquilan sus locales sin tomar precauciones sobre el evento que se va a llevar a cabo y sin exigir que se cumpla con cuestiones que son básicas como la seguridad. El Director agradeció a la regional policial, al comisario y personal de la comisaria 4ta por la colaboración.