PICO TRUNCADO.- Por falta de contrato y falta de pago de sueldos el personal de limpieza decidió tomar las escuelas hasta tanto el gobierno brinde una respuesta al reclamo. Son unas 70 mujeres que se hallan en situación irregular y perciben sus haberes a través de la Comisión de Fomento de Kokuel Kaike. De las once escuelas que funcionan en Truncado, solo la escuela 52 tuvo clases. Los demás establecimientos están «tomados» por las trabajadoras. Hasta septiembre del año pasado el pago de sueldos de las empleadas de limpieza estaba a cargo del municipio de Pico Truncado la través de un acuerdo con el Consejo de Educación. La comuna pagaba los salarios y luego el CPE reembolsaba el dinero a las arcas municipales. Pero tras varios meses de incumplimiento y una deuda acumulada superior a los 2 millones de pesos, el intendente Omar Fernández decidió rescindir el contrato con la provincia. Ante esta situación el Consejo de Educación firmó un convenio similar con la Comisión de Fomento de Koluel Kaike, para que sea la encargada de abonar los salarios.

Comisionada de Koluel Kaike, Margarita Vivar.

«Lamentablemente no se puede dar una respuesta positiva a lo que ellas piden, pero el esfuerzo nuestro siempre estuvo desde septiembre del año pasado, pero esta vez escapa de nuestras manos», declaró la presidenta de la Comisión de Fomento de Koluel Kaike, Margarita Vivar. La funcionaria explicó «no solo somos administradores del convenio para pagar sueldos  sino que también nos hacemos cargo de los insumos que todos los meses acercamos a los directivos de las escuelas», agregó VIvar. La funcionaria se lamentó por la situación que están viviendo las auxiliares, y se mostró comprensiva con la medida de fuerza que están llevando adelante. «Nosotros enviamos toda la documentación al Consejo, aunque por allí hubo algún ´teléfono descompuesto´que sugirió que la documentación no se había enviado, faltaba una planilla que ya fue enviada hoy, así que esperamos que entre hoy y mañana dispongan el pago», señaló Margarita Vivar. Las trabajadoras reclaman un contrato de vinculación con sueldos en blanco, y el pago en tiempo y forma.   *Con la colaboración del periodista Ricardo Lluis.