EL CALAFATE.- Los trabajadores municipales recibirán este año un aumento del 22,5%, pactado esta semana entre el gremio y el Ejecutivo. El incremento se abonará en dos tramos. Belloni se despega de la gestión de Alicia Kirchner que depreció los salarios de los estatales hasta en un 40 %, paga sueldos hasta con un mes de retraso,  y excluyó a jubilados del único aumento pactado con ATE, UPCN, y APAP. El intendente Javier Belloni confirmó la suba salarial para trabajadores de la comuna, el que se abonará en dos etapas, 15% en abril, y el restante 7,5%  en julio. El incremento incluye a los jubilados municipales. El acuerdo surgió luego de la reunión que mantuvo el intendente con los representantes del SOEM Calafate, Pablo Troncoso, y de la Federación de Trabajadores Municipales de la provincia (FETRAM), el caletense Julián Carrizo. Desde la oficina de prensa del municipio se informó que el porcentaje pautado «fue analizado en dos reuniones que encabezó el propio Intendente Belloni», con los representantes sindicales. «Allí se buscó acordar un aumento salarial coherente con la realidad macroeconómica actual y la política administrativa de la municipalidad. De esta manera queda reflejado el proceso de mejoramiento salarial que comenzó en la actual gestión, y se confirma con la ubicación de la localidad entre las que mayor remuneración otorga a sus empleados», detalla el parte de prensa. Isla Calafate De este modo la comuna de El Calafate recompone salarios por encima de la inflación estimada oficialmente en alrededor del 18 por ciento, y se constituye en el primero municipio de la provincia en pactar aumento a sus empleados. En este contexto el dirigente, Julián Carrizo, consideró que «paga los sueldos más altos de la provincia», en relación con los restantes municipios de Santa Cruz que en su mayoría, afronta serias dificultades para abonar salarios. Los estatales provinciales  representan la contracara de esta realidad. Desde que gobierna Alicia Kirchner, no solo cobran sus sueldos hasta con un mes de retraso, sino que los mismos fueron depreciados entre un 35 y un 40% en los últimos dos años. Incluso el reciente acuerdo pactado entre el gobierno y los gremios, ATE, APAP, y UPCN, de una suma fija en negro de $2.00, excluyó a los jubilados violando el espíritu de la movilidad salarial que históricamente rigió en la provincia.