RÍO GALLEGOS.- La Cámara Criminal y Correccional Federal revocó ayer el pedido de prisión preventiva del diputado y ex intendente de Río Turbio, Matías Mazú, aunque confirmó su procesamiento en la causa que investiga el pago de $50 millones a la firma Fainser SA. De este modo queda sin efecto también el pedido de desafuero ordenado por el juez, Luis Rodríguez. Se complica la situación del intendente Atanacio Pérez Osuna.  En el fallo los magistrados consideraron que si bien el entonces intendente de Río Turbio, Matías Mazú, rubricó el contrato con Fainser SA para la «Readecuación de la Avenida de Los Mineros»,  el mismo fue modificado posteriormente para favorecer el pago de un adelanto de $50 millones a la contratista. «Repárese que los sellos foliadores dejan de guardar correspondencia con los anteriores precisamente cuando se incorpora el supuesto “modelo” de contrato entre la Municipalidad de Rio Turbio y Fainser SA», señala el fallo de la Cámara Federal. Agrega que «el Decreto 1107/2015 a través del cual el Intendente de Rio Turbio aprueba el citado modelo fue dictado el 18 de mayo de 2015, consignando en sus fundamentos que se han relevado los antecedentes y que “de fojas doscientos cuarenta y seis (246) a doscientos cincuenta y cinco (255) obra Modelo de Contrato suscripto entre el señor Intendente Municipal, Dn. Horacio Matías Mazú y el señor Paulo Alejandro CROPPI en representación de la Empresa Constructora FAINSER SA”. «Sin embargo -prosigue el fallo-, dicho “modelo” -que se encuentra agregado a fojas anteriores del acto administrativo pero sin firma alguna- tiene un sello fechador del 29 de junio de 2015, es decir, posterior a su aprobación y coincidente con la fecha que se firmó el contrato entre Horacio Matías Mazu y Juan Carlos Lascurain».  En este punto los camaristas aclaran que «Según se consigna en el citado decreto de aprobación, el expediente administrativo contaba hasta ese momento con doscientas cincuenta y cinco fojas (255). Sin embargo, el expediente secuestrado ostenta hasta allí doscientos sesenta fojas,(260)  hallándose intercaladas cinco hojas correspondientes a las pólizas de seguro de caución de la firma Fainser SA de fecha 10 de julio de 2015″. Esta alteración surgió luego de que fuera secuestrado el expediente original en la vivienda del gerente Larregina, donde se obtuvo una copia del contrato original. Allí se comprueba que entre sus cláusulas no figura, precisamente, el “adelanto de obra equivalente al 15% (quince por ciento) del precio final”, que es el que posteriormente se abona a la firma Fainser SA, entre finales de noviembre de 2015 y el 9 de diciembre de ese año. De la investigación surge que en los correos electrónicos intercambiados entre el representante de Fainser SA y la productora de seguros, el primero le comunica que «El contrato se modificó (te adjunto el anterior), se agrega el anticipo del 15%, se firma entre esta semana y la próxima” , por los cual los camaristas concluyen que «se desprende que el verdadero modelo de contrato no es aquél que obra en el expediente secuestrado sino aquel cuya copia fuera hallada en la vivienda allanada». La obra en cuestión se licitó a un costo de $494 millones. El fallo deja sin efecto el pedido de desafuero de Mazú Si bien los jueces confirman la participación de Matías Mazú en los hechos investigados, «el escenario procesal existente a su respecto, al menos hasta aquí, no presenta la gravedad que tiene para otros imputados cuya vinculación trasciende el trámite de este expediente”. Por lo tanto tampoco consideran necesario desaforar al legislador, tal como lo había solicitado el juez Rodríguez.  A través de un comunicado, Matías Mazú Mazú señaló que “desde el momento de anoticiarme de este procesamiento, me puse a disposición de la Justicia, y continuaré actuando de esta manera. Tengo la conciencia tranquila, porque estoy seguro de no haber cometido delito alguno durante mi gestión al frente del Municipio de Río Turbio”. Pérez Osuna continuará detenido La situación del actual intendente, Atanacio Pérz Osuna, detenido en Ezeiza desde hace dos meses. Se lo acusa de tener responsabilidad directa en el pago de los 50 millones de pesos a la firma Fainser SA, «sin que, siquiera a la fecha, se hubiese aprobado el proyecto o existiera constancia de ello», consideraron los jueces. Desestimaron los argumentos de la defensa de Pérez Osuna quien había alegado ser «solo un intermediario» entre el municipio y el Ministerio de Planificación, es, a tenor del cargo que desempeñaba (interventor de YCRT) «una excusa inadmisible y se contrapone, a su vez, con la postura que adoptó al asumir luego como Intendente de dicha localidad, momento a partir del cual comenzó a atribuir responsabilidad a YCRT», sostiene el fallo. De este modo los jueces confirmaron su procesamiento con prisión preventiva al entender que “se han verificado concretos indicios de entorpecimiento que, por su entidad, sólo pueden ser de momento neutralizados a través de la restricción preventiva de su libertad”.