RÍO GALLEGOS.- Los cuatro efectivos de la policía federal involucrados en una pelea con disparos de arma reglamentaria fueron sometidos a sumario y apartados del cargo. La institución expresó que no tolerará «ningún acto delictual ni de indisciplina de los integrantes de la Institución”. En la noche del sábado, los policías protagonizaron una discusión que culminó con disparos del arma reglamentaria de uno de ellos, que impactaron en viviendas aledañas y en el automóvil de uno de los contendientes. A raíz del incidente la policía provincial realizó un procedimiento y detuvo a los agentes federales implicados. Se trata de los agentes, Agustín Lisardo, Daniel Domínguez, y  Jonathan Monasterio, y del sargento primero Hugo Mule. Las actuaciones se tramitaron en el juzgado de Instrucción Nro 3, quien ordenó la liberación de los policías ayer por la tarde.  En un comunicado emitido por la jefatura de la delegación local se detalló que “el jefe de la Policía Federal Argentina ordenó la separación de la fuerza de los involucrados y la instrucción de un sumario administrativo por parte de Asuntos Internos, indicando que cualquier desviación tanto en la labor como en la vida personal de los uniformados que implique un quebrantamiento de la ley, habrá de ser considerada como una falta gravísima con la consiguiente generación de responsabilidades tanto penales como administrativas”. Agregar que la actual Jefatura «no va a tolerar ningún acto delictual ni de indisciplina de los integrantes de la Institución”.