RÍO TURBIO.- Luego del ataque perpetrado contra la casa del interventor por parte de un grupo de empleados de YCRT entre los cuales se encontraba el secretario general de ATE, Miguel Páez, el interventor de la empresa, Omar Zeidán, radicó una denuncia penal contra el dirigente por atentado a la autoridad, lesiones leves, y amenazas. El hecho denunciado ocurrió la noche del sábado cuando un grupo de manifestantes ingresaron a la propiedad y de acuerdo a la información oficial que brindó la empresa “rompieron todo a su paso, inundaron la casa del Interventor mediante una manguera que pasaron por la chimenea escurriendo cientos de litros de agua por varias horas, destruyendo pisos parquet, paredes, robando enseres, efectos personales, muebles y hasta juguetes de los niños”, detalla el informe. Esta información luego fue confirmada a través de fotos y filmaciones que aportaron a la causa los denunciantes.
En el interior de la vivienda se encontraban el Coordinador General Sergio Lumachi, el Subgerente Miguel López, el Subgerente de Servicios mineros e inclusive, al Comandante Principal de Gendarmería del Escuadrón Río Turbio, quien llegó allí a la tarde para interiorizarse de lo que estaba ocurriendo”. El Interventor Zeidán identificó al Secretario General de ATE Miguel Páez y al delegado de ATE Adonis Rojo, como las cabezas visibles de lo que denominó “grupo de tareas”, encargados de sembrar el miedo entre los responsables de la empresa, atacando sus domicilios y sus familias. Ayer radicó una denuncia penal contra el secretario general de ATE, Miguel Páez, por «atentado a la autoridad, lesiones leves, y amenazas», por lo que el dirigente debió presentarse en la comisaría local a fijar domicilio y quedar a disposición de la justicia. Los trabajadores de la empresa exigen a las autoridades «la reincorporación de los despidos. En las imágenes aportadas por los funcionarios, se puede percibir a un grupo de personas lanzando agua y pintura contra la casa 51, de YCRT, y el registro de los daños producidos en el interior. En un video también se aprecia el momento en que los manifestantes arremetieron con golpes y empujones contra autoridades policiales y el fiscal que intervino en las denuncias. El interventor de YCRT, Omar Zeidán acusó a la gobernadora Alicia Kirchner de incumplir el acuerdo firmado entre las fuerzas provinciales y nacionales para velar por la paz en la cuenca carbonífera,  y dejar una “zona liberada” mientras los manifestantes atacaban la vivienda oficial. El gobierno provincial desmintió las acusaciones y dijo que “en todo momento garantizó la custodia del lugar”. “Están cometiendo delitos y muy graves – agregó Zeidán – espero que la gobernadora reflexione, haga lo que tiene que hacer y no debamos lamentar una muerte, porque allí, estos mismos personajes serán los primeros en esconderse y mostrarán los verdaderamente cobarde que son cuando están solos y sin el apoyo de las patotas ordenadas desde algún oscuro lugar de la provincia”, indicó. Aseguró que entre los manifestantes “no hay mineros, hay punteros políticos en el ocaso, envalentonados por la inmunidad sindical y la impunidad oficial, sus seguidos no son más de 50 pero bastan para sembrar el caos en una población pacífica, con esperanzas de resurgir y ver de pie al yacimiento”, agregó.
La desmentida del gobierno
Luego de la denuncia pública que hiciera la intervención de YCRT acusando a la gobernadora, la Secretaria de Estado de Seguridad, aseguró que una vez que tomó conocimiento de los hechos,  “se implementó un operativo de seguridad integrado por personal de la Policía de la Provincia en coordinación con la Gendarmería Nacional a fin de garantizar la integridad física de la conducción de YCRT que se encontraba en la vivienda N° 51 del Barrio Margarita de la Ciudad de Río Turbio”, señalaron desde el organismo.
Detallaron que “el inmueble en cuestión cuenta con una custodia de la Gendarmería Nacional a cargo del Comandante Principal de Gendarmería Nacional”, y que el operativo de seguridad se realizó “de acuerdo a lo que establece el protocolo”, remarcaron.
Explicaron que “se procedió al desalojo de los miembros de la conducción de YCRT, de los cuales solo dos se dispusieron de salir de la vivienda y el resto prefirió permanecer en la misma. Cabe destacar, que se  encontraban en la vivienda el Sub -Gerente Miguel Lopez, el Sub –Gerente Horacio Reinozo, el Jefe del Departamento de Obras Sergio Lumachi, el Jefe de Seguridad Cristin Rodriguez, entre otros”, dice el comunicado oficial.
Destacaron que “En todo momento, la Policía de la Provincia, junto a la Gendarmería Nacional, garantizó la custodia del lugar y actuaron en todo momento en permanente comunicación con la Dra. Bettina R.G. Bustos y el Sr. Agente Fiscal  Dr. Luis Tomi”, aseguraron.