RÍO GALLEGOS.-  La Diputada Roxana Reyes se manifestó en contra del Proyecto impulsado por el FVS que busca eliminar la cláusula de negociación salarial del convenio de los judiciales: «La Gobernadora viene por los derechos de los trabajadores con este proyecto que si bien se refiere a los empleados del Poder Judicial sentará un precedente inconstitucional para el resto de los trabajadores de la Provincia y las municipalidades al violentar el derecho constitucional a la negociación colectiva», argumentó la legisladora.
El proyecto, que tiene despacho favorable y podría ser aprobado en la próxima sesión, establece que en las negociaciones colectivas relativas a determinación de remuneraciones y/o aumento salariales deberán atenerse a la realidad presupuestaria y financiera de la Provincia,  y «no podrán tomarse como parámetros para su determinación formulas, coeficientes, porcentajes, plus remunerativos o no, adicionales o pautas salariales establecidas en jurisdicciones extrañas a la provincia», con lo cual queda supeditado a las posibilidades financieras de la provincia. 
«Somete las negociaciones colectivas al presupuesto provincial, mediante fórmulas amañadas confeccionadas por el propio gobierno», cuestionó la legisladora. «Es decir, que los sueldos van a estar determinados por una sola de las partes», fundamentó la diputada Reyes.
Reyes consideró que «Esto significa lisa y llanamente violentar el principio de la Libertad Sindical y el derecho de los trabajadores a la Negociación Colectiva al condicionarla y, consecuentemente, no ser libres las partes para acordar, lo cual es un derecho humano fundamental contenido en la Constitución y reafirmado en la declaración de la Organización Internacional del Trabajo de 1998», sostuvo. 
Remarcó que el FVS «Arrasa con la negociación colectiva que, como tal, debe ser libre y debe expresar un mecanismo fundamental de diálogo social para discutir todo lo relativo a los salarios y las condiciones de trabajo», explicó la diputada nacional. 
 «Quienes dicen defender a los trabajadores no sólo los han mantenido sin aumento depreciando su salario durante los últimos años de gobierno en una de las más claras expresiones de ajuste sino que, además, los han perseguido, les han pagado a cuenta gotas, los precarizan en muchos lugares de las reparticiones del Estado y, consecuentemente, deterioraron la carrera del empleado público», advirtió Roxana Reyes.