LAS HERAS.- El intendente de Las Heras José María Carambia eligió Facebook live para hacer un descargo de 20 minutos y acusar al Tribunal de Cuentas de avasallar los derechos del municipio, anunciar que entregó documentación solicitada en el juzgado del juez Eduardo Quelín, y pidió que no transformen el acto administrativo en un hecho político. Denunció persecución. «Para que no digan que estamos escondiendo. Hoy les quería contar a todos que hemos ido a la justicia para consignar, es decir fuimos a darle a la justicia, la documentación que pedia el TC, por más que entendemos que no tienen competencia suficiente», argumentó el intendente Carambia tras el incidente con los inspectores del Tribunal. Desde su oficina y hablando a la pantalla de la computadora, Carambia quien se mantuvo en silencio desde que el martes pasado cuando el TC lo denunciara penalmente por obstaculizar una auditoría al municipio, hoy se explayó sobre los motivos por los cuales no entregó la documentación solicitada y explicó que a su criterio el Tribunal avanzaba sobre los derechos de los municipios. “No queremos que avasallen más nuestros derechos como municipio y que  transformen un administrativo en algo  político”, afirmó sobre el final de la alocución en solitario, y dirigiéndose al gobierno provincial le sugirió: “si quieren aprender a administrar, que nos llamen y les enseñamos.” Pidió «que vengan los vocales, que venga la gobernadora misma. Que nos revisen todo, pero que no lo hagan más político». Carambia, quien llegó a la intendencia de la mano de Cambiemos,  sugirió que los controles sobre el municipio empezaron cuando él anunció su incipiente partido político -Movere- a través del cual corta lanzas con el senador Eduardo Costa, y que durante el fin de semana lo mostró en un acto en Río Gallegos con dirigentes tanto de su espacio político como del PJ. En otro tamo de su alocución invitó a los tres vocales del TC a Las Heras y les solicitó que cambien los inspectores,  ya que consideró, «como se manejan son una vergüenza para nosotros y mis funcionarios que se vieron avasallados y tuvieron que  hacer una denuncia». «Les decimos a los intendentes que nos se dejen avasallar por ellos», aconsejó, en un intento de cerrar filas con sus pares. Se manifestó molesto por tener que «Salir a aclarar tantas cosas que se dicen de la municipalidad, que nos negamos a hacer inspecciones», indicó, al tiempo que recordó,  «cuando apenas asumimos todo nuestro equipo de gobierno lo primero que hizo fue a charlar con el TC para sacarnos dudas de como ir trabajando en cada área». Pero en todo momento cuestionó el accionar del TC, «¿Qué son la inquisición? Ellos solo tienen control externo. Hoy fuimos a la fiscalía y entregamos en guarda la documentación y lo dejamos en guarda por un par de días», adelantó. Acusó a los inspectores del TC de actuar de violentos y agresivos El intendente José Carambia negó que haya obstaculizado una auditoría del Tribunal de Cuentas, y señaló que desde que está en funciones ya tuvo tres inspecciones integrales y una requisitoria de documentación, y que durante la segunda inspección el año pasado, los inspectores actuaron   «de forma prepotente y agrediendo a todos nuestros funcionarios», dijo,  «tuve que interceder para que no haya conflictos entre los funcionarios provinciales y municipales», agregó. Defendió la transparencia de su administración, «Nuestra municipalidad es una de las que más al día tiene las documentaciones presentadas. Hay otros que no presentan documentación desde 2013» , sostuvo. En cuanto a la auditoría del 23 de abril que se vio frustrada por hallarse de asueto el municipio a raíz de una falla en el sistema informático, según consta en los decretos firmados por el intendente el mismo día que los inspectores del TC iban a iniciar la auditoría, Carambia se mostró sorprendido, «por un mensaje de whatsapp a nuestra secretaria de Hacienda, yo me enteré que estaba el TC en nuestra localidad», expresó, sugiriendo que desde el organismo de control no le habían comunicado de la auditoría, «Deberían haber respetado las notificaciones, que son solemnes», apuntó. Sin embargo en su informe el jefe de auditores del Tribunal dejó constancia de que las autoridades municipales habían sido notificas el 12 de abril de la fecha y hora de la auditoría. Carambia adelantó que apelará las multas de 15 mil pesos impuestas a él y a tres de sus funcionarios. Persecución política El intendente arrojó sospechas sobre el accionar delTribunal de Cuentas «parece ser una persecución y lo que más buscan es transformar esto en una cuestión política», cuestionó, aunque no mencionó a los responsables de tal persecución. Dijo que «Están usando medios para bajarnos con un título nuestra imagen. Vinieron este lunes de forma prepotente, agrediéndonos nuevamente. Llegaron, nos piden una requisitoria, les dijimos que era imposible y vinieron de forma prepotente otra vez», reiterando su acusación contra los inspectores. «Tenemos un TC que avasalla y pide mas para intentar», enfatizó. Señaló que según consta en el acta labrada por el juez de Paz, habían intentado darle la documentación que ellos entienden corresponde a la competencia del TC sobre los municipios. «Entendíamos que dentro de la requisitoria hay cuestiones que extralimitan la competencia del Tribunal para con los municipios», sostuvo. En este sentido consideró que «hay lagunas del derecho y cosas que no están autorreguladas», e interpretó que «es irrisorio que la provincia controle a los municipios porque tiene mucho más poder, y muchas veces usan estos mecanismos para presionarnos a los intendentes para que mañana bajen la cabeza», aseguró Carambia. Contra el senador Costa y la esposa del ministro Basanta En su descargo el intendente cargó contra los vocales designados en el Tribunal:  «La esposa del ministro de gobierno, otro es puesto por Eduardo Costa», puntualizó.