RÍO GALLEGOS.- Luego de las protestas de la comunidad educativa del Secundario 9 de El Calafate ante el cierre de divisiones en los primeros años, la directora provincial de Educación, Silvia González, desmintió el cierre de secciones en los primeros años, y dijo que se trataba de una  «reorganización de secciones en colegios secundarios» de acuerdo a la matrícula real, y que era un procedimiento que regía desde el año 1992. La directora provincial de Educación Secundaria del Consejo Provincial de Educación, Silvia González se refirió a la reorganización de secciones en colegios secundarios en relación con la matrícula real de las instituciones. Indicó que es un procedimiento habitual y acorde a la normativa vigente y sostuvo que la cartera educativa trabaja en “la inclusión con propuestas que atraigan a los alumnos y que, además, puedan realizar un trayecto que les permita egresar en tiempo y en forma”. “Debemos mejorar la asistencia con una escuela atractiva para los estudiantes”, indicó González. Explicó que la reorganización de secciones en colegios secundarios de la Provincia es un procedimiento que se realiza anualmente en el marco del Acuerdo N° 134/92. «En este contexto, los directivos de cada institución educativa disponen el cierre o la apertura de divisiones de acuerdo con la matrícula real, teniendo como parámetros un mínimo de 22 estudiantes y un máximo de 35», detalló. Indicó que este procedimiento es frecuente debido al ingreso de alumnos en 1° año. Precisó que «La cantidad de alumnos que se inscriben y ´asisten´, los alumnos que pasan de año o repiten y los pases a otro colegio u otra localidad, influyen en el movimiento de la matrícula, por lo cual define la cantidad de divisiones. Por ejemplo, señaló que en el caso del Colegio Secundario N° 9 de El Calafate, los directivos dispusieron el cierre de secciones en 1°, 2° y 3° año pero que en otra institución educativa de la localidad, se realizó la apertura de secciones en 3° y 4° año», afirmó Silvia González. La Educación Secundaria en Santa Cruz tiene 48 colegios con una matrícula de 15.973 alumnos, de los cuales 4770 iniciaron Primer Año. “Estamos abriendo 18 divisiones en todas las escuelas de la Provincia. En este caso, esta escuela cierra divisiones por falta de matrícula, pero en la misma localidad y en otros colegios se abren divisiones”, sostuvo González. A la vez que señaló: “Nos hace falta potenciar la permanencia de los alumnos, fundamentalmente de primero a tercer año, que es donde más se nota la necesidad de fortalecer los procesos de aprendizaje y de vínculo con la escuela”. La directora de Educación manifestó que «Es importante develar la matrícula real del colegio porque el síntoma de ´no asistir´ exige estrategias distintas a la de fortalecer los procesos de aprendizaje de aquellos alumnos que sí están asistiendo», indicó. Agregó que era necesario incluir a los alumnos «que no están yendo al colegio, porque ocultar el síntoma no resuelve el abandono escolar, estamos trabajando para que esos chicos vuelvan a las aulas», expresó. En este sentido adelantó que “Si el año que viene se incrementa la matrícula, se abrirán más divisiones”, y sostuvo que la cartera educativa «trabaja con las instituciones educativas en “la inclusión con propuestas que atraigan a los alumnos y que, además, puedan realizar un trayecto que les permita egresar en tiempo y en forma”. Mencionó la importancia de las tutorías presenciales y virtuales para el acompañamiento de los estudiantes, «estas últimas son muy importantes porque el manejo de las tecnologías es imprescindible para desenvolverse en el mundo actual», remarcó.  “La asistencia a las tutorías los sábados, combinaran el fortalecimiento de las materias como lengua, historia, matemática, entre otras, con actividades que también son educativas para los estudiantes como talleres de pintura, fotografía, danza”. Y agregó que el objetivo es que “la escuela resulte útil para los estudiantes”. “Estamos trabajando en fortalecer las experiencias educativas, atendiendo las particularidades de cada institución y acompañando al equipo directivo y a los docentes”, añadió. Asimismo, enfatizó que es necesario “pensar la escuela como un lugar que invite a estudiar y en donde haya voluntad de asistencia por parte de los alumnos, porque fortalecer la asistencia con normativa que controle no es la manera; creemos que la forma de mejorar la asistencia, la permanencia y el trayecto exitoso dentro de la escuela pública, implica tener una escuela atractiva que trabaje con los alumnos y para los alumnos”, concluyó la funcionaria.