RÍO GALLEGOS.- El gobierno provincial pidió a YPF, «que se terminen las obras del Interconectado» en zona norte, que construía CPC de Cristóbal López y quedaron inconclusas a raíz de la situación judicial del empresario. Se trata del tendido de la línea de 132 kV que permitirá incorporar a Caleta Olivia al Interconectado desde el nodo ubicado en Pico Truncado. Durante el encuentro que la gobernadora, Alicia Kirchner, mantuvo la semana pasada con el presidente de la petrolera estatal, Miguel Gutiérrez, las autoridades provinciales le realizaron un pedido formal al funcionario “cualquier obra que se piense hoy en términos de desarrollo, y sobre todo si está en zona norte, depende muy especialmente de que se haga la obra del Interconectado entre Pico Truncado y Caleta Olivia”, señaló el ministro de Economía, Ignacio Perincioli. La obra fue licitada el 4 de mayo de 2017 por el Ministerio de Energía de la Nación con un presupuesto oficial de 143 millones de pesos, y adjudicada a la empresa CPC Ingeniería e Infraestructura.
A raíz de esta paralización el material adquirido quedó abandonado primero a la vera de la ruta, y luego acopiado en instalaciones de Servicios Públicos, según Tamburo. 
Foto: El Patagónico
Anteriormente la obra ya había tenido un primer comienz,  pero se interrumpió «durante la gestión gubernamental de Daniel Peralta y nunca se informó de manera oficial por qué se la abandonó», declaró el presidente de Servicios Públicos, Lucio Tamburo. Con la nueva licitación de mayo del año pasado que se adjudicó, CPC de Cristóbal López, todo indicaba que el proyecto se acercaba a su conclusión, «en un plazo de ejecución de 165 días corridos, incluyendo también la construcción de una subestación en Pico Truncado y otra en Caleta Olivia», había anunciado el gobierno en junio. Sin embargo, la obra que daría energía a la planta de ósmosis inversa y la prometida zona franca industrial, se vio frustrada nuevamente a raíz de la acción judicial contra Cristóbal López por el no pago por parte de su empresa OIL SA, de la retención del impuesto a los combustibles, que motivó la debacle del grupo Indalo, dueño entre otras empresas de CPC Ingeniería e Infraestructura. Los fondos pra el interconectado que se recaudaron con el 6 por mil  Cabe recordar que por ley 23.681 impulsada por el entonces Presidente Raúl Alfonsín en 1988 y promulgada por Carlos Menem, Santa Cruz fue beneficiada por el gravamen del seis por mil (6‰) aplicado a todos los argentinos en sus facturas de energía, para que la provincia construya las obras de interconexión con el Sistema Interconectado Nacional (S. I. N.). Por este impuesto Santa Cruz recaudó durante 25 años aproximadamente 800 millones de pesos, que no destinó a la construcción de la obra del interconectado, la que finalmente se financió con fondos nacionales durante la presidencia de Cristina Fernández.  Del dinero recaudado por el 6 por mil, el gobierno provincial jamás rindió cuentas.