RÍO GALLEGOS.- Hoy arribaron los conductos para la obra pluvial Cuenca Sarmiento, que permitirá canalizar el agua acumulada por las lluvias que suelen inundar las calles de la ciudad. El plan de obra está estipulado en 24 meses con una inversión cercana a los 250 millones de pesos. El anegamiento de las calles de la capital provincial es un problema de larga data, que se agudizó en los últimos años por el crecimiento poblacional y la falta de infraestructura que hace que desborden las bocas de tormenta, y se formen grandes lagunas que interrumpen la circulación de los  vehículos, complica el tránsito peatonal, y en muchos casos se inunden las viviendas de los vecinos. Desde el municipio informaron que hoy arribaron a Río Gallegos los conductos para comenzar con la obra del sistema de desagües pluviales de la Cuenca Sarmiento, lo que  «traerá una solución a los anegamientos en el casco urbano, uno de los principales problemas de esta capital», detalla el informe de prensa. La obra a cargo de la empresa PROALSA tendrá una inversión de $249.536.940 millones, que serán financiados por Nación, y un plazo de 24 meses. Los trabajos comenzarán sobre calle Almirante Brown y Sarmiento, donde se cerrará el acceso al muelle, para poder trabajar con los desagües. En la Plaza de la República se ubicaron los caños de 1500 mm de diámetro, que serán colocados de a dos, desde el lunes próximo, luego de deprimir las napas, para evitar desmoronamientos. Las tareas comenzarán en el muelle –sobre calle Almirante Brown- y continuarán por calle Sarmiento, Bernardino Rivadavia hasta calle Banciella. El próximo lunes se bloqueará el acceso a este sector, por Almirante Brown, desde 9 de Julio y hasta España. Posteriormente, y con el avance de obra se buscará solo romper pavimento, para evitar complicaciones en el tránsito de los vecinos. Detalles de la obra El pluvial tomará aguas que hoy son enviadas a la red cloacal, generando por ello un mayor caudal en los conductos, para lo cual se agregarán nuevos conductos que varían en tamaño, según la zona y necesidad. A través de esta tarea, y al separarse ambos conductos, se va a alivianar el volumen de los cloacales que salen a la colectora y así permitirá que los desagües céntricos estén más limpios. Esta cuenca tiene un importante grado de complejidad, ya que no presenta una red de drenaje consolidada, por lo que la empresa adjudicataria deberá prever equipos e infraestructura especifica.