RÍO GALLEGOS.- El martes 12 de junio el gobierno provincial inauguró el acceso vial al barrio San Benito,  “Es de público conocimiento que se va a recortar la obra pública en todas las provincias por el acuerdo con el FMI”, señaló en su discurso el presidente del IDUV, Pablo Grasso, justificando el pago con fondos provinciales de los $5,6 que costó la obra. Seis días después, el pavimento tuvo que ser levantado por deficiencias en su construcción. Desde la provincia responsabilizaron a la empresa Better SRL, cuyo representante técnico es el ingeniero Mauricio Collareda, procesado en la causa que investiga sobreprecios en la obra pública. “Hubo irregularidades de la empresa y exigimos que la obra esté en condiciones”, informó esta semana el IDUV, a través del inspector Daniel Báez, quien explicó que el levantamiento de la carpeta asfáltica sobre la calle Asturias y Calle 13, se dio porque se le solicitó a la empresa que “haga los arreglos pertinentes de las cosas visibles de la obra y que estaban mal”, indicó el funcionario a cargo de controlar los trabajos. Apenas seis días antes, el gobierno y una decena de funcionarios (Foto) habían realizado el acto de inauguración del acceso vial de Asturias y Calle 13 del barrio San Benito. Durante la ceremonia, presidida por el vicegobernador Pablo González,  el presidente del IDUV, Pablo Grasso, hizo hincapié en la posibilidad de llevar los recursos propios del instituto y de la provincia, a los barrios y a la gente. “Considerando que es de público conocimiento que se va a recortar la obra pública en todas las provincias por el acuerdo con el FMI”, justificó. Los defectos de la obra que obligaron a levantar el pavimento nuevo La obra,  que costó $5.616.239,81 está a cargo de la Consultora Better SRL, domiciliada en la provincia de Córdoba, y cuyo director y cara visible es el ingeniero Mauricio Collareda, procesado por el juez Julián Ercolini en la causa que investiga sobreprecios en la obra pública.  Collareda está involucrado por haber sido director de Vialidad Nacional durante el tiempo en que en Santa Cruz se pagó cuantiosa obra pública a la empresa Austral Construcciones de Lázaro Báez. “La obra todavía está en ejecución y financieramente no está cerrada, por eso cualquier trabajo que no esté dentro del pliego licitatorio como corresponde se objetará y por ende se le comunica a la empresa para que realice los arreglos”, declaró el inspector Daniel Báez desde la dirección de Obras Públicas del IDUV. Detalló que “Hubo sedimento de las bases en algunos sectores que nos trajo la consecuencia de levantar la superficie de carpeta asfáltica públicamente visible”. En este marco, “la intención del IDUV es que las cosas se terminen bien, porque la obra está en garantía”, enfatizó. Báez explicó que más allá del tiempo y de cualquier situación “la política del Instituto marca que la obra debe estar en condiciones y si hay errores o irregularidades debe arreglarse, por eso estamos exigiendo a la empresa que se haga cargo ya que de lo contrario seguramente desde el IDUV se tomarán las medidas pertinentes”. Críticas de la Junta Vecinal El presidente de su junta vecinal, Javier Santo, había cuestionado la obra encarada por el IDUV, “Creo que son importantes las obras que se hacen para el barrio, pero la gente necesita las cloacas. Esto es de primera necesidad. Un cordón sin una planialtimetría bien definida sería una represa sobre la calle 13 y se inundaría la calle más alta, porque cuando viene el agua se acumularía ahí”, explicó al diario Tiempo Sur el representante de los vecinos. “Si no defino adónde va el agua, no es una buena idea. Se van a inundar peor las calles. Va a hacer contraproducente”, aseguró Santo y señaló que desde el IDUV no les han contestado sobre este punto. “Son obras necesarias, pero con otras previas. No se puede hacer un cordón sin saber adónde irá el agua. Es peligroso”, agregó. “Estadísticamente hay datos que dicen que cayeron más de 65 ml de agua en un día. La gente que vive en zona baja del San Benito fue estafada, los terrenos están al mismo nivel que la laguna Ortiz. Si llueve así van a quedar debajo del agua», había advertido Santos.