EL CALAFATE.- Un joven de 38 años quien falleció luego de que el camión que conducía volcara en proximidades de Gobernador Gregores, fue el donante múltiple de órganos cuya ablación fue realizada en el SAMIC por médicos y auxiliares del hospital. Otra persona que viajaba en el vehículo accidentado, permanece internado en el hospital local en estado grave. El donante, Enrique  Serra, era oriundo de la localidad de Dolavon, Chubut, padre de cinco hijos, y fue su esposa quien expresó la voluntad de la víctima de donar sus órganos, y autorizó la ablación de órganos. Luego de cumplir con el protocolo de rigor, y de la ablación que involucró a los servicios de Neurocirugía, UTI, Cirugía, Quirófano y el equipo con el que cuenta el hospital para la realización de este tipo de operativos, se dispuso el inmediato  traslado de los órganos al INCUCAI. Según informó el interventor del hospital, Lic. Gastón Ortiz Maldonado, “la esposa quiso que la muerte de su esposo salve otras vidas” por lo que “esa voluntad de la familia fue rápidamente ratificada en términos legales y se pudo realizar una ablación de acuerdo al sistema de Donación del INCUCAI”. Ortiz Maldonado agregó que “luego del accidente, llegaron dos pacientes derivados del hospital de Río Gallegos, quienes fueron atendidos en la UTI y, ante el fallecimiento de uno de ellos, se contó con la profesionalidad de los equipos de cirugía, quirófano, UTI, Guardia, Legales y todo el personal referido a la movilidad que contribuyeron para hacer efectivo el operativo”. Hasta las últimas horas de hoy el compañero de Serra aún se hallaba en terapia intensiva en el hospital SAMIC, y en estado grave según informaron fuentes del nosocomio. Según indicó el directivo, en este momento hay 7700 personas a la espera de un trasplante y 645 personas que ya fueron trasplantados en este primer semestre del 2018. Desde esta perspectiva, agregó que “es muy importante que el Hospital SAMIC y sus integrantes hayan podido realizar esta primera ablación de acuerdo a todos los protocolos médicos y jurídicos, permitiendo que el INCUCAI tenga hoy los órganos para las personas que lo necesiten”. El responsable del SAMIC destacó la trascendencia que pueda realizarse esta ablación desde un lugar tan lejano como lo es El Calafate y expresó su agradecimiento a los profesionales del hospital que trabajaron realmente a la altura de un primer nivel incluyendo los contactos realizados de manera destacable con el INCUCAI. De esta manera, se hizo efectiva una “muy buena pericia desde el personal del hospital y demostró, en esta instancia solidaria, la capacidad profesional y del hospital de El Calafate” Foto de portada: Fundación Continuar VIda